Mujer rusa es declarada no apta para ser madre debido a tatuajes y piercings

La madre, de 33 años, no ve a sus hijos desde hace más de tres meses

Joe Middleton
martes 16 marzo 2021 21:49

Las publicaciones de Instagram enviadas a la corte en la república sureña de Daguestán por el exmarido de Nina Tseretilova, de 33 años, como parte de una batalla por la custodia fueron evidencia de la sentencia

Read in English

Según los informes, un tribunal de Rusia dictaminó que una mamá de tres hijos no es apta para ser madre debido a sus piercings y tatuajes.

Las publicaciones de Instagram enviadas a la corte en la república sureña de Daguestán por el exmarido de Nina Tseretilova, de 33 años, como parte de una batalla por la custodia fueron evidencia de la sentencia, según informó The Moscow Times.

Tseretilova ha descrito el fallo como "absurdo" en Instagram y, según los informes, está apelando el fallo en la Corte Suprema.

En una publicación de Instagram, dijo: "Las peculiaridades mentales de la región deben tenerse en cuenta, específicamente para no publicar ninguna historia o expresar mi propia opinión y guardar silencio interpretando a una 'mujer débil'".

Leer más: Día Internacional de la Mujer: ¿Por qué se festeja el 8 de marzo y qué tiene que ver Rusia con la fecha?

Según los informes, la mujer de 33 años no ha visto a su hija y sus dos hijos durante más de tres meses.

La decisión judicial decía: “De las fotos y videos presentados se desprende que N.Sh. Tseretilova lleva un estilo de vida que no concuerda con las reglas y normas de comportamiento de una madre con muchos hijos.

"Hay tatuajes con palabras en su cuerpo".

Su exmarido afirma en las redes sociales que la razón por la que ganó la batalla por la custodia es que su expareja era una madre negligente y supuestamente asistía a clubes nocturnos.

Las autoridades de la región de Daguestán han sido acusadas de violar los derechos de las mujeres y reprimir a los grupos de derechos humanos.

En febrero del año pasado, Human Right Watch (HRW) informó que la policía de la zona allanó las casas de activistas que brindan apoyo a las mujeres sobrevivientes de violencia doméstica.

Hugh Williamson, director para Europa y Asia Central de Human Rights Watch, dijo en ese momento: “Estas escandalosas redadas policiales muestran el clima venenoso para las ONG en Rusia, y particularmente en el norte del Cáucaso.

"Estos son intentos abiertos de reprimir la actividad cívica independiente, infundir miedo y mantener a los activistas en un estado perpetuo de incertidumbre".