Qatar, el principal mediador en la guerra entre Israel y Hamás

Isabel Debre
Lunes, 27 de noviembre de 2023 12:27 EST
ISRAEL-PALESTINOS-QATAR
ISRAEL-PALESTINOS-QATAR

El trato parecía a punto de desmoronarse. Hamás acusó a Israel de no cumplir su parte del acuerdo e Israel amenazaba con reanudar su ataque letal contra la Franja de Gaza.

Ese fue el punto en que un avión qatarí aterrizó en el Aeropuerto Internacional Ben-Gurión de Israel el sábado. Los negociadores a bordo pusieron manos a la obra, tratando de salvar el cese del fuego entre Israel y Hamás en Gaza antes que el acuerdo se desmoronara y echara por tierra semanas de negociaciones diplomáticas de alto riesgo.

La primera visita pública de funcionarios qataríes a Israel marcó un momento extraordinario para los dos países, que no tienen relaciones diplomáticas oficiales. También subrayó el importante papel del pequeño emirato a la hora de salvar las diferencias entre los enemigos.

“Esto es algo que nunca habíamos visto antes”, dijo Yoel Guzansky, investigador sénior del Instituto de Estudios de Seguridad Nacional de Tel Aviv, sobre la presencia de los qataríes en Israel. “Es el único actor externo en el mundo que tiene tanta influencia sobre Hamás, gracias a sus muchos años de apoyo”.

La misión del fin de semana fue un éxito. Varios mediadores qataríes se quedaron para trabajar con funcionarios de inteligencia israelíes para extender la tregua de cuatro días, que finalizaba el martes por la mañana.

Esos esfuerzos aparentemente rindieron frutos, ya que el Ministerio de Relaciones Exteriores de Qatar anunció el lunes que Israel y Hamás acordaron extender su alto el fuego por dos días más, lo que aumenta las perspectivas de un cese más prolongado de la guerra.

Con sus estrechos lazos con Estados Unidos —alberga la mayor base militar estadounidense entre Europa y Japón—, su comunicación con Israel desde 1995 y su apoyo a la bloqueada Gaza que se calcula en más de 1.000 millones de dólares desde 2014, Qatar está en una posición única en las conversaciones de alto el fuego, en que también participan Estados Unidos y Egipto.

“Qatar es visto como el único actor en el mundo árabe que es leal a la causa palestina”, dijo Guzansky.

El emirato ha albergado una oficina política de Hamás desde 2012, lo que permite a Qatar ejercer cierta influencia sobre los responsables de la toma de decisiones del grupo armado. Altos funcionarios de Hamás, incluido el líder supremo del grupo, Ismail Haniyeh, viven en Qatar.

Las autoridades qataríes dicen que están guiados por el deseo de reducir el conflicto, aunque sus vínculos con una variedad de grupos islamistas, incluida la Hermandad Musulmana en Egipto y el Talibán, han generado críticas de Israel, algunos legisladores estadounidenses y gobiernos árabes vecinos.

“Esto es poder blando con esteroides, movilizado por el interés de Estados Unidos”, dijo Patrick Theros, exembajador de Estados Unidos en Qatar.

El rico Estado árabe del Golfo, con una población nativa de sólo 300.000 habitantes, ha aprovechado su ubicación estratégica y sus enormes riquezas de gas natural para ejercer influencia política y proyectar poder blando en todo el mundo, incluso como anfitrión del Mundial 2022.

En las negociaciones sobre rehenes entre Israel y Hamás, los mediadores qataríes, junto con los de Egipto y Estados Unidos, enfrentaron la tarea de lograr que las partes en conflicto confiaran en la diplomacia cuando la confianza era nula.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in