Barco de rescate llega a Francia tras disputa con Italia

Un barco de rescate marítimo atraca en un puerto del sur de Francia con 230 migrantes cuyo destino provocó una disputa diplomática entre Francia e Italia, además de la indignación de los rivales de ultraderecha del gobierno francés

Daniel Cole,Barbara Surk
Viernes, 11 de noviembre de 2022 06:26 EST
EUR-INM EUROPA-MIGRANTES
EUR-INM EUROPA-MIGRANTES

Un barco de rescate marítimo atracó el viernes en un puerto del sur de Francia con 230 migrantes cuyo destino provocó una disputa diplomática entre Francia e Italia, además de la indignación de los rivales de ultraderecha del gobierno francés.

El Ocean Viking desembarcó a sus pasajeros en el puerto de Toulon, donde se esperaba que pasen controles de salud y seguridad en una base militar, dijo el prefecto de la región de Var, Evence Richard, a reporteros.

Entre los migrantes, que proceden de Eritrea, Egipto, Siria, Bangladesh, Pakistán y otros países, había 57 menores, de los que el más pequeño tenía apenas 3 años, y más de 40 de ellos no están acompañados, según la ONG europea de rescate SOS Mediterranee, que opera el barco.

Algunos de los pasajeros habían sido rescatados en aguas del Mediterráneo hace tres semanas, indicó el grupo. Los guardacostas franceses abordaron el Ocean Viking el jueves para ayudar a cuatro pasajeros que necesitaban atención médica urgente en tierra.

El barco provocó una disputa entre Francia e Italia liego de que la primera ministra de ese país, Giorgia Meloni, concedió a otros tres barcos de rescate privados permiso para atracar allí, pero rechazó al Ocean Viking alegando que Francia lo aceptaría, a pesar de que el gobierno de París no lo había afirmado públicamente.

Francia accedió a ofrecer un puerto seguro al Ocean Viking el jueves. El ministro galo del Interior, Gerald Darmanin, señaló que el pasaje se repartiría entre Francia y otros países europeos de acuerdo con el mecanismo de “solidaridad” aprobado en junio para reducir la presión migratoria sobre los países de primera línea como Grecia, Italia y España.

Calificando la respuesta italiana de “inaceptable” e “incomprensible”, Darmanin anunció también la retirada de su país de la iniciativa voluntaria de reparto de los solicitantes de asilo debido al comportamiento del gobierno de Roma. Afirmó que Francia impondrá próximamente controles fronterizos con Italia a medida que la disputa diplomática entre los vecinos se agrava.

La llegada del Ocean Viking reavivó además un encendido debate en torno a la migración en Francia. Los políticos de ultraderecha lanzaron un aluvión de críticas contra el presidente, Emmanuel Macron, y lo que describieron como la política migratoria de brazos abiertos de su gobierno.

___

Surk informó desde Niza, Francia.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in