La crisis climática obliga a los osos polares de Alaska a emigrar a Rusia

Los osos polares en el mar de Beaufort tienen que viajar lejos de sus terrenos de caza tradicionales

Samuel Webb
martes 04 enero 2022 22:47
Polar bears snow time
Read in English

El cambio climático obliga a los osos polares a abandonar Alaska para ir a Rusia, según científicos estadounidenses.

Los animales buscan nuevos hogares y terrenos de caza debido al derretimiento del hielo marino, informa Telegraph.

El número de osos en el sur del mar de Beaufort, un mar periférico del océano Ártico situado al norte de Canadá y Alaska, se redujo de 1.500 a 900 entre 2000 y 2010, según el Centro de Ciencias de Alaska del Servicio Geológico de EE. UU.

Mientras tanto, la isla Wrangel de Rusia en el vecino mar de Chukchi, donde la comida es abundante, ha visto un récord de 747 osos en 2020, frente a 589 en 2017.

Herman Ahsoak, un capitán ballenero de Utqiagvik, Alaska, le dijo a Telegraph: “No siempre fue así.

“A finales de la década de 1990, había 127 aquí. Nunca había visto tantos en mi vida. Teníamos un equipo de patrulla dedicado para vigilar y proteger la ciudad.

“Pero cuando el hielo marino de verdad comenzó a retirarse, dejamos de verlos con tanta frecuencia. Estoy seguro de que todavía hay una población sana, pero en su mayoría se han ido de aquí”.

En los últimos años, los osos polares en el mar de Beaufort han tenido que viajar mucho más allá de sus terrenos de caza tradicionales, lo que ha contribuido a una disminución de casi un 30 por ciento en su población, según un estudio reciente de la Universidad Estatal de Washington.

Los osos polares son habitantes del Ártico, una región que ha sufrido un aumento de temperatura cuatro veces mayor que el resto del mundo, según informó el científico de la NASA Peter Jacobs.

Alrededor de entre 21.000 y 30.000 osos polares ahora quedan en estado salvaje, pero estimar si hay una disminución en la población adulta es complicado debido a la falta de datos a largo plazo.

Anthony Pagano, investigador postdoctoral en la Escuela de Medio Ambiente de la Universidad Estatal de Washington, dijo: “Tener que viajar más lejos significa que estos osos gastan más energía, lo que puede amenazar su supervivencia.

“Si queremos preservar el hábitat de estos asombrosos mamíferos, entonces debemos centrarnos en la raíz del problema, el cual es frenar el cambio climático global”.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in