Niños indígenas de Canadá recibirán miles de millones en compensación tras rechazo de apelación de Trudeau

Defensores de los derechos indígenas anunciaron la decisión de la corte

Rachel Pannett
jueves 30 septiembre 2021 19:23
Canadá: encuentran restos de 215 niños en antiguo internado para menores indígenas
Read in English

Un tribunal canadiense ha allanado el camino para que se paguen miles de millones de dólares en indemnizaciones a los niños de las Primeras Naciones separados de sus familias y entregados a la asistencia social del Estado, después de que un juez desestimara el miércoles un recurso del gobierno federal.

El Tribunal Canadiense de Derechos Humanos había dictaminado anteriormente que Ottawa discriminaba “voluntaria e imprudentemente” a los niños indígenas que vivían en las reservas al no financiar adecuadamente los servicios para niños y familias. Se determinó que la negligencia había empujado a muchos de los niños a la acogida, lo que llevó al tribunal a ordenar en 2019 que Ottawa pagara unos 31 mil dólares a cada niño retirado de su hogar.

El gobierno liberal del primer ministro Justin Trudeau había apelado la sentencia, pero la Corte Federal de Canadá se puso del lado del tribunal, diciendo que Ottawa no demostró que su decisión de compensación no era razonable. Alrededor del 52% de los niños canadienses en régimen de acogida son indígenas, según datos del gobierno, lo que supera con creces su proporción en la población total.

La indemnización también cubre a los cuidadores principales que se vieron afectados por las acciones del Estado. Los defensores de las Primeras Naciones estiman que hasta 54 mil personas podrían estar cubiertas.

“Nadie puede dudar seriamente de que los habitantes de las Primeras Naciones se encuentran entre los miembros más desfavorecidos y marginados de la sociedad canadiense”, escribió el juez Paul Favel en su decisión. “El tribunal era consciente de ello y trató razonablemente de remediar la discriminación, sin dejar de tener en cuenta las muy diferentes posiciones de las partes”.

Los defensores de los derechos de los indígenas celebraron la decisión del tribunal, que se produjo en vísperas del primer Día Nacional de la Verdad y la Reconciliación de Canadá, que rinde homenaje a las víctimas y supervivientes del brutal sistema de internados del país. Las escuelas se crearon en el siglo XIX para asimilar por la fuerza a los niños de las Primeras Naciones y funcionaron hasta finales de la década de 1990.

“Esta fue una victoria total para los niños”, declaró a la Canadian Broadcasting Corp, Cindy Blackstock, una activista de las Primeras Naciones que presentó la demanda original de derechos humanos hace más de una década. “Ahora la pregunta es si el gobierno federal bajará por fin su espada y dejará de luchar contra los niños de las Primeras Naciones y los tratará con igualdad”.

El Departamento de Servicios Indígenas de Canadá no devolvió inmediatamente una solicitud de comentarios. El gobierno federal está revisando la decisión del tribunal, según Reuters.

Leer más: Manifestantes derriban estatua de la reina Victoria en Canadá por la muerte de niños indígenas

Trudeau ha dicho anteriormente que su gobierno no está en desacuerdo con la compensación de las Primeras Naciones, pero que quiere asegurarse de que “están recibiendo esa compensación correctamente”. Durante la revisión judicial, el gobierno argumentó que el tribunal se había extralimitado en su jurisdicción al conceder la compensación colectiva.

Trudeau, de 49 años, llegó al poder en 2015 presentándose como un guerrero feminista del clima y defensor de los valores liberales. Aunque su gobierno en minoría ha sido recientemente reelegido, se ha visto salpicado por escándalos, como las revelaciones de que usaba maquillaje de cara cuando era más joven.

A pesar de la atención internacional que suscitó el descubrimiento de cientos de tumbas sin nombre en los antiguos internados o cerca de ellos, que puso de relieve el maltrato histórico de Canadá a las Primeras Naciones, las cuestiones indígenas apenas recibieron atención en la campaña electoral.

Ottawa todavía puede apelar la sentencia del miércoles y los defensores de los indígenas dijeron que no se podía descartar. “Su comportamiento en el pasado indica que la apelarán”, adelantó Blackstock.

La batalla por la indemnización se remonta al menos a 14 años atrás, cuando Blackstock, directora ejecutiva de la Sociedad de Atención a la Infancia y la Familia de las Primeras Naciones, y la Asamblea de las Primeras Naciones, presentaron la demanda original. Alegaron que, al no financiar suficientemente el bienestar infantil en las reservas, las acciones de Ottawa equivalían a una discriminación racial.

“La decisión de hoy reconoce el daño causado por la discriminación de Canadá y afirma que los niños y las familias de las Primeras Naciones merecen justicia”, afirmó la Asamblea de las Primeras Naciones en un comunicado.

El Washington Post