Cohete chino cae a la Tierra sobre el Océano Índico, dicen los rastreadores

Andrew Griffin
domingo 09 mayo 2021 14:58
Así fue el lanzamiento del cohete chino que ahora podría caer en la Tierra
Read in English

Un cohete chino fuera de control finalmente cayó a la Tierra sobre el Océano Índico, según organizaciones que lo habían estado rastreando.

El cohete Long March 5B de China se lanzó originalmente a fines de abril para transportar la primera parte del módulo Tianhe de China, que servirá como el núcleo de su estación espacial tripulada planificada. Pero el propulsor del cohete entró en órbita y comenzó un reingreso incontrolado que generó temores de que pudiera caer sobre un área poblada.

Había sido difícil predecir dónde o cuándo la nave espacial podría volver a caer a la Tierra debido a una serie de detalles desconocidos, tanto sobre el propio cohete como sobre la forma en que la atmósfera actuaría sobre él.

El cohete hizo su reingreso a las 3:24, hora del Reino Unido, justo al oeste de las Maldivas, según funcionarios chinos que publicaron en Weibo. La mayoría de los escombros fueron destruidos durante el reingreso, y esos restos cayeron al océano, dijo la publicación, aunque no dio ninguna indicación de cómo había reunido esa información.

El sitio web Space-Track, que había estado publicando datos oficiales de la Fuerza Espacial de Estados Unidos, dijo en un tuit que las personas que rastreaban el cohete "pueden relajarse". "El cohete está caído", escribió.

"Creemos que el cohete cayó en el Océano Índico, pero estamos esperando los datos oficiales del escuadrón de la Fuerza Espacial encargado de catalogar objetos en órbita”, afirmó.

Durante algún tiempo será difícil confirmar con certeza dónde y cuándo entró el cohete. Gran parte de él será destruido por el reingreso y luego el impacto, las organizaciones que lo rastrean observarán las señales de radar, por lo tanto, solo pueden decir con certeza que ha detenido su órbita cuando se detienen de manera decisiva.

Leer más: SpaceX lanza misión tripulada a EEI con cohete reutilizado

Dado el hecho de que el cohete parece haber vuelto a entrar sobre el océano, es posible que tampoco haya testigos o imágenes de video de la llegada del cohete.

No quedó claro de inmediato que el reingreso fuera definitivamente seguro, y las coordenadas dadas por las autoridades chinas estaban cerca de las Maldivas. Pero no hubo informes inmediatos de problemas ni indicios de que se hubieran encontrado restos del reingreso.

A pesar de los temores de que la llegada del cohete podría poner en peligro a las personas en el suelo, los expertos advirtieron que lo más probable es que se produzca un reingreso sobre el agua, simplemente porque constituye las tres cuartas partes de la superficie de la Tierra. Las posibilidades de ser alcanzado por cualquier pieza del cohete eran minúsculas.

"Un reingreso al océano siempre fue estadísticamente lo más probable", tuiteó el astrofísico de Harvard Jonathan McDowell, quien había estado rastreando la nave durante su descenso. “Parece que China ganó su apuesta (a menos que tengamos noticias de escombros en las Maldivas). Pero aún así fue imprudente".

El cohete Long March 5B es uno de los desechos espaciales más grandes que regresa a la Tierra. China lanzó otra versión del cohete, hace casi exactamente un año, que se estrelló contra casas en Costa de Marfil cuando regresó a la Tierra en un reingreso incontrolado similar.

Los cohetes han sido parte integral de las ambiciones espaciales a corto plazo de China, desde la entrega de módulos y la tripulación de su estación espacial planificada hasta el lanzamiento de sondas exploratorias a la Luna e incluso a Marte.

Los escombros de los lanzamientos de cohetes chinos no son infrecuentes dentro de China. A fines de abril, las autoridades de la ciudad de Shiyan, provincia de Hubei, emitieron un aviso a las personas en el condado circundante para que se prepararan para la evacuación, ya que se esperaba que aterrizaran partes en el área.