58 musulmanes rohinya llegan a una playa en Indonesia

Docenas de migrantes musulmanes rohinya hambrientos y débiles son encontrados el domingo en una playa de Aceh, la provincia más al norte de Indonesia, tras varias semanas en el mar, según las autoridades

Yayan Zamzami
domingo 25 diciembre 2022 08:19
INDONESIA-ROHINYAS
INDONESIA-ROHINYAS

Docenas de migrantes musulmanes rohinya hambrientos y débiles fueron encontrados el domingo en una playa de Aceh, la provincia más al norte de Indonesia, tras varias semanas en el mar, según las autoridades.

El grupo de 58 hombres llegó por la mañana a la playa de Indrapatra en Ladrong, un poblado pesquero en el distrito de Aceh Besar, indicó el jefe de la policía local, Rolly Yuiza Away. Vecinos que vieron al grupo de personas en una desvencijada embarcación de madera les ayudaron a desembarcar y después reportaron su llegada a las autoridades, añadió.

“Se ven muy débiles por el hambre y la deshidratación. Algunos están enfermos tras un largo y duro viaje en el mar”, dijo Away. Los hombres recibieron comida y agua de la población local y otras personas mientras esperaban a recibir instrucciones de las autoridades migratorias y locales en Aceh, añadió.

Al menos tres de los recién llegados fueron trasladados a una clínica para recibir atención médica, y otros recibieron distintos tratamientos médicos.

Naciones Unidas y otros grupos pidieron el viernes a los países del sur de Asia que rescaten a hasta 190 personas que se cree son refugiados rohinya a bordo de un pequeño barco que lleva varias semanas a la deriva en el Mar de Andamán.

“Los reportes indican que las personas a borda llevan ya un mes en el mar en malas condiciones, sin comida y agua suficientes, sin ningún esfuerzo de los estados de la región por ayudar a salvar vidas humanas”, dijo en un comunicado ACNUR, la agencia de refugiados de la ONU. “Muchas son mujeres y niños, y hay reportes de que hasta 20 personas han muerto en la insegura embarcación durante el viaje”.

Away dijo que no estaba claro de dónde había zarpado el grupo llegado a Indonesia o si formaba parte de los 190 refugiados rohinya que estaban a la deriva en el Mar de Andamán. Pero uno de los hombres, que hablaba algo de malayo, dijo que llevaban más de un mes en el mar y que aspiraban a llegar a Malasia para buscar una vida mejor y trabajar allí.

Más de 700.000 musulmanes rohinya han huido de Myanmar, un país de mayoría budista, a campos de refugiados en Bangladesh desde agosto de 2017, cuando el ejército de Myanmar emprendió una operación de desalojo en respuesta a ataques de un grupo rebelde. Las fuerzas de seguridad birmanas han sido acusadas de violaciones masivas, asesinatos y de quemar miles de hogares.

Grupos de rohinyas han intentado abandonar los abarrotados campos en Bangladesh y viajar por mar en peligrosas travesías hacia otros países de mayoría musulmana en la región.

Malasia, de mayoría musulmana, ha sido un destino habitual para esos viajes, y los traficantes prometen a los refugiados una vida mejor allí. Pero muchos refugiados rohinya que llegan a Malasia son detenidos.

Aunque Indonesia no firmó la Convención de Refugiados de Naciones Unidas de 1951, ACNUR señaló que una norma presidencial de 2016 ofrece un marco legal sobre el tratamiento a refugiados en barcos en problemas cerca de Indonesia y para ayudarles a desembarcar.

Esas cláusulas se aplican desde hace años, por ejemplo el mes pasado cuando unos 219 refugiados rohinya, incluidas 63 mujeres y 40 niños, fueron rescatados de dos barcos en mal estado cerca de la costa del distrito de Aceh Norte.

“Instamos al gobierno de Indonesia a rescatar los barcos y permitirles que desembarquen con seguridad”, dijo el director ejecutivo de Amnistía Internacional en Indonesia, Usman Hamid. “También instamos al gobierno indonesio a liderar una iniciativa regional para resolver la crisis de refugiados”.

El enviado especial de la ONU sobre la situación de derechos humanos en Myanmar, Tom Andrews, instó el jueves a los gobiernos en el sur y el sureste de Asia a “coordinar de manera inmediata y urgente una búsqueda y rescate de este barco y garantizar el desembarco seguro de los que están a bordo antes de que se pierdan más vidas”.

“Mientras muchos en el mundo se preparan para disfrutar de una temporada de fiestas y comenzar un nuevo año, barcos con hombres, mujeres y niños pequeños rohinya desesperados emprenden peligrosos viajes en embarcaciones inseguras”, dijo Andrews en un comunicado.

___

Los periodistas de Associated Press Niniek Karmini en Yakarta, Indonesia y Grant Peck en Bangkok contribuyeron a este despacho.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in