Juez de Michigan levanta prohibición para portar armas en los lugares de votación

El fallo anula la medida impuesta por la secretaria general del estado que prohibía portar armas de fuego a menos 100 pies de cualquier lugar de votación o recuento de votos 

Gino Spocchia
miércoles 28 octubre 2020 17:06
Donald Trump explota contra la gobernadora de Michigan
Read in English

Un juez de Michigan revocó una directiva estatal que prohíbe el portar abiertamente armas de fuego en o cerca de los colegios electorales el día de las elecciones.

El juez Christopher Murray, quien tomó la decisión el martes, se puso del lado de los defensores de los derechos de armas y falló en contra de Jocelyn Benson, secretaria de estado de Michigan, quien introdujo la prohibición.

Ella había argumentado que la prohibición de las armas de fuego evitaría la intimidación y el acoso de los votantes cuando la gente vote en persona el 3 de noviembre.

Pero, según el fallo de Murray, la directiva no siguió el procedimiento adecuado para ampliar las leyes existentes y no se podía hacer cumplir.

“El deber de la corte no es actuar como supervisor del Departamento de Estado”, escribió. "Tampoco es para imponer su punto de vista sobre la sabiduría de portar armas de fuego abiertamente en los lugares de votación u otros lugares de elección",

"Más importante aún, su función constitucional se limita propiamente a declarar lo que es la ley, no lo que debería ser".

La procuradora general del estado, Dana Nessel, demócrata, prometió apelar inmediatamente el fallo y dijo: "Este tema es de gran interés público e importancia para nuestro proceso electoral".

“Como director electoral del estado, tengo el deber jurado de proteger a cada votante y su derecho a emitir su voto libre de intimidación y acoso”, dijo Benson en un comunicado a Michigan Live. "Continuaré protegiendo ese derecho en Michigan y apelaremos esta decisión", agregó.

El juez agregó que las leyes estatales existentes ya prohibían la intimidación de votantes "con o sin arma de fuego" y que esas prohibiciones eran específicas para algunos lugares que normalmente sirven como lugares de votación.

Según la directiva de Benson, a ninguna persona se le permitiría portar armas a menos de 100 pies (30 m) de cualquier lugar de votación o recuento de votos.

Los grupos de propietarios de armas con sede en Michigan habían impugnado el decreto por considerarlo un abuso de autoridad y solicitaron una orden judicial preliminar para evitar su aplicación.

La batalla judicial se produce después de las revelaciones de que extremistas armados habían planeado secuestrar a la gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer, quien es demócrata.