Demanda de Meghan Markle contra el Mail llega al Tribunal Superior

La duquesa de Sussex está demandando a Associated Newspapers Limited por la publicación de una carta que ella le escribió y envió a su padre

Kate Ng
martes 19 enero 2021 16:26
Samantha Markle ha escrito un libro sobre la duquesa de Sussex
Read in English

El caso de privacidad de la duquesa de Sussex contra el editor del Mail on Sunday por la publicación de una carta a su padre separado ha comenzado en el Tribunal Superior.

La publicación de la carta, que era una carta "intrínsecamente privada, personal y sensible" enviada por Meghan Markle a su padre de 76 años, Thomas Markle , fue una "invasión simple y seria" de la privacidad, han argumentado sus abogados.

Meghan de 39 años, está demandando al editor de The Mail on Sunday y MailOnline por una serie de cinco artículos que publicaron extractos de la carta escrita a mano que le envió a su padre en agosto de 2018.

Ella busca una indemnización por presunto uso indebido de información privada y el incumplimiento de la Ley de Protección de Datos sobre los artículos, publicados en febrero de 2019.

Sus abogados argumentan que Associated Newspapers Limited (ANL) "no tiene perspectivas" de defender su reclamo por uso indebido de información privada y presunta violación de los derechos de autor sobre la publicación de la carta.

La audiencia remota de dos días en el Tribunal Superior comenzó el martes cuando los abogados de la duquesa pidieron al juez Warby que otorgará un "juicio sumario" en relación con sus reclamos de privacidad y derechos de autor. Este es un paso legal que haría que esas partes del caso se resolvieran sin un juicio.

Justin Rushbrooke QC, en representación de Meghan, dijo a la corte que la carta era una "súplica sincera de una hija angustiada a su padre" que se envió al Señor Markle "en su casa en México a través de un contacto de confianza ... para reducir el riesgo de interceptación".

El "contenido y el carácter de la carta eran intrínsecamente privados, personales y de naturaleza sensible", dijo y agregó que, por lo tanto, Meghan "tenía una expectativa razonable de privacidad con respecto al contenido de la carta".

Rushbrooke agregó en comunicaciones escritas: “Es un ejemplo tan bueno como uno podría encontrar de una carta que cualquier persona de sensibilidad común no querría ser revelada a terceros, y mucho menos en una publicación de los medios de comunicación, en un contexto sensacional y para servir a los fines comerciales del periódico".

También dijo que incluso si ANL estaba justificado al publicar partes de la carta al Señor Markle, se publicaron "muchos más" extractos de la carta "de los que podrían haberse justificado en interés público", y el "uso de la carta por parte del Mail fue y es manifiestamente desproporcionado”.

Ian Mill QC, que también representa a la duquesa, argumentó que "ella y ella sola" creó un borrador de la carta a su padre "que luego transcribió a mano" y que era "una obra literaria original en la que subsisten los derechos de autor y son propiedad por parte del reclamante”.

Pidió a la corte que "agarre la ortiga y decida el asunto en esta audiencia".

Pero Antony White QC, en representación de ANL, dijo en presentaciones escritas que el caso era "totalmente inadecuado para juicio sumario".

Dijo que había una serie de "cuestiones fácticas importantes" que seguían siendo inciertas y que deberían "investigarse en el juicio cuando el tribunal tenga la imagen completa en términos de divulgación y pruebas".

“Esto es particularmente cierto cuando el caso de la demandante con respecto a ciertas cuestiones fácticas importantes ha cambiado, (incluso) en relación con las circunstancias en las que se escribió la carta y el grado en que ella había revelado información sobre la carta con miras a su publicación ”, agregó el abogado White.

"Ahora hay en el expediente una serie de declaraciones inconsistentes hechas por ella que deberá explicar".

Argumentó que, si el tribunal evaluaba si Meghan tenía una expectativa razonable de privacidad en relación con la carta, "es probable que llegue a la conclusión de que el demandante no ha mostrado una expectativa razonable de privacidad" y que "por el contrario , esperaba o pretendía que su contenido pasara al dominio público”.

El juicio completo del reclamo de Meghan debía ser escuchado en el Tribunal Superior este mes, pero se aplazó el año pasado hasta el otoño de 2021 por una razón "confidencial".

Se espera que el juez Warby reserve su juicio para una fecha posterior.