Huracán Sally inunda el centro de  Pensacola, Florida

Huracán Sally arrastró residuos de petróleo a las costas de Florida

Un funcionario dijo que era posible que el huracán hubiera arrastrado los residuos del petróleo derramado en el Golfo de México durante el incidente de Deepwater Horizon

Louise Boyle@LouiseB_NY
martes 29 septiembre 2020 18:42
Read in English

El petróleo llegó a la costa y cubrió una playa de Florida a raíz del huracán Sally, según informes de funcionarios locales.

El petróleo fue descubierto el sábado a lo largo de un tramo de cinco millas de Johnson Beach en Perdido Key en la costa del Golfo cerca de la frontera estatal de Alabama.

Un funcionario del condado dijo que era posible que el petróleo fuera arrastrado por el huracán del catastrófico derrame de Deepwater Horizon hace una década, que continúa teniendo impactos en el Golfo.

Pensacola y el condado circundante de Escambia fueron duramente afectados por el huracán Sally a principios de este mes. El huracán azotó el sur de Alabama y la península de Florida con vientos de 165 kilómetros por hora (105 mph) y alta marejada. Las lluvias provocaron de uno a dos pies y medio de inundaciones en algunos lugares.

El suboficial de la Guardia Costera de los Estados Unidos, Dustin Williams, dijo al Pensacola News Journal el lunes que los funcionarios estaban recolectando muestras para descubrir de dónde provenía el petróleo.

La administradora del condado de Escambia, Janice Gilley, también le dijo a PNJ que el petróleo se veía como bolas de alquitrán, quizás del derrame de petróleo de Deepwater Horizon de 2010.

Ella dijo que parecían haber sido lavados y derretidos al sol, pero advirtió que la fuente no se conocería con certeza hasta que la guardia costera hubiera completado las pruebas.

El desastre de Deepwater Horizon de 2010 arrojó aproximadamente 134 millones de galones de petróleo en el Golfo de México antes de que se contuviera .

El entonces presidente Barack Obama lo llamó "el peor desastre ambiental que Estados Unidos haya enfrentado".

Las consecuencias fueron catastróficas: 1,300 millas de costa desde Florida hasta Texas se vieron afectadas, matando a decenas de miles de mamíferos marinos y peces, y diezmando los medios de vida en las industrias de mariscos y turismo. El costo del daño ascendió a decenas de miles de millones de dólares.