Mujeres con discapacidad “tienen más probabilidades de sufrir abuso doméstico”

"Un maltratador busca activamente más víctimas vulnerables", dice directora de refugio

Maya Oppenheim
martes 25 mayo 2021 13:59
La Comisión Europea quiere crear Tarjeta Europea de Discapacidad
Read in English

Las mujeres con discapacidad tienen más del doble de probabilidades de ser víctimas de la violencia doméstica y la sufren durante más tiempo, según el mayor proveedor de refugios de Gran Bretaña.

Datos exclusivos de Refuge muestran que los abusos sufridos por las mujeres con discapacidad duran una media de nueve años, en comparación con los seis años y medio que sufren las demás mujeres.

La tasa de incidencia de los abusos domésticos es dos veces mayor entre las mujeres con discapacidad, según la organización benéfica.

Refuge, que gestiona la Línea Nacional de Ayuda contra el Maltrato Doméstico, ha puesto en marcha nuevas funciones en su línea de ayuda en línea para garantizar que sea más accesible a las mujeres con discapacidad que necesitan “un apoyo que les salve la vida”.

Alrededor de 14,1 millones de personas -lo que equivale al 20% de la población del Reino Unido- declararon tener una discapacidad en 2018/19.

Caroline*, una sobreviviente de abuso doméstico con pérdida auditiva severa, señaló: “Él utilizó mis dificultades auditivas contra mí para degradarme y controlarme. Sabía que no podía oírlo cuando se acercaba sigilosamente por detrás de mí”.

Leer más: Incluso el consumo moderado de alcohol puede tener efectos adversos en la salud del cerebro

“Tener una discapacidad auditiva ya de por sí te puede dejar aislado, y puedes sentirte en lo más bajo, pero el abuso también te deja aislado. Es un doble golpe porque un maltratador no tiene empatía, lo utiliza en tu contra para hacerte sentir inferior y te sientes muy solo”.

Unos 11 millones de personas en el Reino Unido son sordas o tienen problemas de audición, y las nuevas características del sitio web de la línea de ayuda de Refuge incluyen el apoyo de expertos a través del lenguaje de signos británico, así como la mejora del apoyo a las mujeres ciegas o con problemas de visión. La reforma permite ahora a las mujeres acceder a la ayuda en bengalí, español y polaco.

Charlotte Kneer, directora ejecutiva del refugio Reigate and Banstead Women’s Aid, en Surrey, mencionó: “En algunos casos, tener una discapacidad o ser discapacitada puede hacerte más dependiente de tu maltratador y éste explotará esa vulnerabilidad”.

“Un maltratador busca activamente a las víctimas más vulnerables, por lo que una persona discapacitada que depende de un cuidador puede estar en mayor riesgo. Un agresor también utilizará la discapacidad de esa persona como arma psicológica para menospreciar, degradar y socavar su confianza.

“Parte de la razón por la que las personas con discapacidad permanecen más tiempo con los maltratadores es la escasez de servicios especializados para mujeres con discapacidad. Esta escasez debe corregirse urgentemente”.

Kneer, superviviente de abusos domésticos cuya pareja violenta fue encarcelada durante siete años en 2011, señaló que mientras convertían uno de sus refugios para que tuviera acceso para discapacitados, se dieron cuenta de que muy pocos refugios podían acoger a mujeres discapacitadas.

A pesar de la alta prevalencia del abuso doméstico entre las personas con discapacidades de aprendizaje, sólo uno de cada cinco refugios en Inglaterra ofrece apoyo a las mujeres con discapacidades de aprendizaje, según Women’s Aid.

Ruth Davison, directora ejecutiva de Refuge, que apoya a más de 7.000 mujeres y niños cada día, indicó: “Sabemos que hay muchas mujeres que sufren abusos domésticos en todo el país con necesidades adicionales y queremos asegurarnos de que lleguemos a ellas”.

“Ser sorda, tener problemas de audición, ser ciega o tener cualquier otra necesidad adicional no debería ser nunca una barrera para acceder a la ayuda. Nuestro mensaje a todas las mujeres es que no están solas y que Refuge está aquí para ellas”.

Una mujer es asesinada por su actual o ex pareja cada cuatro días en Inglaterra y Gales. Mientras que un informe publicado por los diputados a finales de abril del año pasado reveló que los asesinatos por maltrato doméstico en los primeros 21 días del primer cierre fueron el doble del total de un periodo medio en la última década.

Por su parte, Marie Vickers, de SignHealth, una organización benéfica de salud para sordos con la que trabajó Refuge en las nuevas medidas, dijo: “A lo largo de la pandemia, las mujeres sordas no han podido acceder a los servicios a través de las líneas de ayuda telefónica. Esto ha añadido más barreras para que las mujeres sordas acudan a pedir ayuda”.

*Nombre cambiado para proteger la identidad

Cualquier persona que necesite ayuda o apoyo puede ponerse en contacto con la Línea Nacional de Ayuda contra el Abuso Doméstico, que está abierta las 24 horas del día, los 365 días del año, en el teléfono 0808 2000 247 o a través de su página web https://www.nationaldahelpline.org.uk/