Kyle Rittenhouse: 500 elementos de la Guardia Nacional se preparan para posibles disturbios en Wisconsin

Los alegatos finales en el caso estrechamente vigilado comienzan el 15 de noviembre; el veredicto será pronunciado a continuación

Alex Woodward
viernes 12 noviembre 2021 22:43
Rittenhouse Judge
Read in English

El gobernador de Wisconsin, Tony Evers, ha autorizado que 500 miembros del servicio de la Guardia Nacional apoyen a las fuerzas del orden locales que se preparan para posibles disturbios a medida que el juicio por doble homicidio de Kyle Rittenhouse llega a su fin.

Los argumentos finales están programados para comenzar el 15 de noviembre y podría llegarse a un veredicto la próxima semana.

“Seguimos en estrecho contacto con nuestros colegas a nivel local para asegurarnos de que el estado brinde apoyo y recursos para ayudar a mantener segura a la comunidad de Kenosha y el área en general”, anunció el gobernador en un comunicado emitido el 12 de noviembre.

Kenosha, con una población de menos de 200.000 personas, es “fuerte, resistente y se ha unido en tiempos increíblemente difíciles”, agregó. “Ese proceso de sanación aún está en curso”.

El gobernador ha exhortado a las personas que no son de la zona a “respetar a la comunidad” y evitar viajar a la zona, y a los posibles manifestantes, a “ejercer sus derechos de la Primera Enmienda ... de forma segura y pacífica”.

El general adjunto de Wisconsin, el mayor general Paul Knapp, dijo que la Guardia Nacional ha reunido a 500 miembros del servicio “para mantener segura a la comunidad de Kenosha, en caso de que llegue una solicitud de nuestros compañeros locales”.

El jueves, una declaración sobre “preparación para el veredicto” del Departamento del Sheriff del Condado de Kenosha señaló que la agencia y el Departamento de Policía de Kenosha “han monitoreado y continuarán monitoreando” el juicio.

“Reconocemos que algunas opiniones y sentimientos diversos giran en torno al juicio que pueden causar inquietudes. Ambos departamentos cuentan con personal dedicado que trabaja en conjunto con compañeros de las fuerzas policiacas locales, estatales y federales para garantizar la seguridad de nuestras comunidades”.

Rittenhouse, quien afirmó que viajó a Kenosha para brindar asistencia médica y defender negocios durante los disturbios después del tiroteo policial contra Jacob Blake en agosto de 2020, mató a dos hombres, hirió a otro y disparó contra otra persona con un rifle tipo AR-15 tras las protestas.

Está acusado de cinco delitos graves, incluido homicidio imprudencial en primer grado, homicidio intencional en primer grado e intento de homicidio intencional en primer grado, y dos cargos de poner en peligro imprudentemente la seguridad en primer grado. También fue acusado de posesión de un arma peligrosa teniendo menos de 18 años, un delito menor. Rittenhouse se ha declarado no culpable.

Los expertos legales han sostenido que el caso se reducirá a si los fiscales argumentaron efectivamente que el uso intencional de la fuerza letal por parte de Rittenhouse con un AR-15 a corta distancia socava sus afirmaciones de autodefensa.

Los fiscales también han buscado que se incluyan cargos menores, en caso de que sea absuelto de otros cargos.