Kyle Rittenhouse: juez hace aparente broma antiasática

Un mayor escrutinio sobre el comportamiento del juez se produce en el caso de alto perfil que entrelaza cuestiones de vigilantismo blanco, la Segunda Enmienda y la justicia penal

Alex Woodward
viernes 12 noviembre 2021 19:33
Judge in Rittenhouse trial makes off-color 'Asian food' joke
Read in English

El juez de circuito del condado de Kenosha, Bruce Schroeder, el juez de instrucción en activo con más años de servicio en Wisconsin, aparentemente hizo una broma ofensiva sobre los retrasos en la cadena de suministro y la comida asiática mientras el tribunal discutía una pausa para el almuerzo.

No fue la primera vez que el juez que preside el juicio por doble homicidio de Kyle Rittenhouse (que podría enfrentar cadena perpetua forzosa si es declarado culpable del cargo más grave en su contra, tras matar a dos hombres y herir a otro después de las protestas contra la violencia policial en Kenosha) ha sido criticado fuera de la sala del tribunal por sus cuestionables comentarios durante el juicio.

“Espero que no venga la comida asiática... no es... no es uno de esos barcos en el puerto de Long Beach”, comentó el juez Schroeder el jueves mientras la defensa descansaba el caso pasado al jurado.

Su aparente referencia a la “comida asiática” proveniente de los barcos en los congestionados puertos del sur de California ha sido percibida como anti-asiática. John Yang, presidente y director ejecutivo de Asian Americans Advancing Justice-AAJC, le dijo a CNN que sus dichos “dañan a nuestra comunidad y nos ponen en el punto de mira de las microagresiones, así como de la violencia física real”.

Un mayor escrutinio contra el juez Schroeder se produce al tiempo que el caso de Rittenhouse conjunta temas volátiles y políticamente explotados que dominan el discurso y la atención de los medios, incluidos la violencia policial, el vigilantismo blanco, la justicia racial, la Segunda Enmienda y los fallos del sistema de justicia penal.

El comentario del juez sobre la “comida asiática” del jueves se produjo cuando la defensa se preparaba para descansar su caso, luego de vivir escenas dramáticas en un día tenso en el tribunal el 10 de noviembre, cuando Rittenhouse apareció en el estrado de los testigos durante varias horas para contar públicamente cómo y por qué mató a dos personas e hirió a otro hombre con un rifle tipo AR-15.

El miércoles, el juez Schroeder amonestó a los fiscales varias veces por distintas líneas de su interrogatorio, pausó el testimonio para cuestionar la veracidad de las funciones de “pellizcar para hacer zoom” en un iPad para revisar la evidencia en video de Rittenhouse apuntando con su arma, y se olvidó de silenciar el tono de llamada de su teléfono, la canción ‘God Bless the USA’ de Lee Greenwood.

El miércoles, la defensa también pidió que se anulara el juicio por prejuicio, lo que significa que el caso contra Rittenhouse no podría volver a juzgarse.

La evidencia concluyó el jueves luego de ocho días de testimonio, mientras la policía de Kenosha se prepara para los disturbios que puedan desencadenarse luego del veredicto del jurado, esperado para la próxima semana. Los miembros del jurado reportarán al tribunal el lunes para los argumentos finales de ambos equipos legales.

A principios de este mes, el juez Schroeder recordó al tribunal la regla que ha sostenido desde hace mucho tiempo que prohíbe el uso del término “víctimas” para describir a las personas asesinadas por el acusado, al tiempo que permite palabras con carga política como “motín”, “saqueadores” y “antifa”.

“Tiene la reputación de hacer lo que cree que es lo correcto y ser un pensador independiente”, dijo William Lynch, un abogado jubilado que se desempeñó en la junta de la ACLU de Wisconsin cuando el juez Schroeder dictaminó que las trabajadoras sexuales deben hacerse la prueba del VIH. en la década de 1980.

“Para un juicio con jurado, si lo consigues, uno está feliz como abogado defensor”, dijo el abogado de defensa penal de Kenosha, Michael Cicchini, a The Washington Post.

El exfiscal del condado de Milwaukee Dan Adams declaró al periódico que el juez Schroeder es “de la vieja escuela, literal y figurativamente”.

El miércoles, el juez Schroeder se mostró comprensivo con los abogados defensores que intentaron bloquear la evidencia de video ampliada al afirmar que Apple usa “inteligencia artificial” y “logaritmos” para crear “lo que cree que está ahí, no lo que necesariamente está ahí”.

El juez Schroeder sugirió que los fiscales proporcionaran un testimonio experto para disputar eso.

Reconoció que carecía de competencia técnica y afirmó no conocer algunos de los temas planteados durante las audiencias previas al juicio, incluida la banda nacionalista Proud Boys, que ofreció apoyo a Rittenhouse después del tiroteos. En enero, Rittenhouse también apareció en una fotografía con presuntos miembros de dicho grupo vistiendo una camiseta que decía “Free As F ***”, y haciendo un aparente gesto con la mano de “OK”, asociado con los nacionalistas blancos. Esa imagen no se mostró al jurado.

“La primera vez que lo vi, o una versión de él, fue con el chef Boyardee en una lata de espaguetis”, dijo el juez Schroeder sobre el gesto con la mano en las audiencias previas al juicio en septiembre. Decidió que tal evidencia sería demasiado perjudicial.

Esta semana, reprendió al fiscal Thomas Binger por su línea de interrogatorio sobre el silencio de Rittenhouse en los meses posteriores al tiroteo, y arremetió cuando Binger interrogó a Rittenhouse por pruebas que el juez Schroeder determinó previamente que eran inadmisibles en la corte.

Los fiscales han tratado de señalar un video de Rittenhouse diciendo que dispararía a los ladrones de tiendas, tomado 15 días antes de que estuviera en Kenosha, en un intento de socavar sus afirmaciones de autodefensa y que usaría fuerza letal para proteger la propiedad.

“Pensé que su decisión era que si la evidencia en este caso lo hacía más relevante, lo admitiría o al menos consideraría su admisión”, expresó Binger.

“No sea descarado conmigo”, le gritó el juez Schroeder.

El jueves, Binger mencionó que estaba “bajo la ira del tribunal” desde el día anterior, mientras intentaba argumentar que la defensa podía utilizar el testimonio de testigos fuera de la orden del tribunal, a pesar de que el juez reprendió al fiscal por intentar hacer lo mismo.

“Sabes, no quiero hablar de eso”, respondió el juez Schroeder.