La Casa Blanca publica carta de médico explicando síntomas del presidente Biden

Biden está “experimentando un aumento de congestión nasal esta semana”, según su médico de toda la vida, Kevin O'Connor

Andrew Feinberg
domingo 05 diciembre 2021 00:17
'America is back': Biden touts fall in unemployment
Read in English

La ronquera y la tos de Joe Biden que notaron los reporteros durante un discurso pronunciado el viernes no son síntomas de covid-19 u otra enfermedad respiratoria grave, aseguró el doctor Kevin O’Connor al presidente en una carta.

“Como es evidente, el presidente Biden está experimentando un aumento de congestión nasal esta semana. Esto se puede escuchar en su voz, y está sintiendo lo que coloquialmente se conoce como ‘carraspera’”, escribió O'Connor en la carta, que fue distribuida por la oficina de prensa de la Casa Blanca.

O'Connor ha estado a cargo de la atención de Biden desde 2009, cuando el entonces oficial del ejército fue asignado como médico al entonces vicepresidente, como parte de sus funciones en la Unidad Médica de la Casa Blanca. Es el primer civil en ejercer como doctor del presidente en varias décadas, luego de haberse retirado del ejército en 2017.

La Casa Blanca publicó la carta del doctor O'Connor horas después de que Biden se detuviera varias veces para aclararse la garganta mientras hacía algunos comentarios sobre el informe de empleo de noviembre de la Oficina de Estadísticas Laborales.

La Casa Blanca publicó este memorandum de parte del doctor Kevin O’Connor luego de que el presidente Biden hablara con la voz ronca durante una aparición pública

El carraspeo de Biden ha sido un rasgo frecuente en muchas de sus apariciones públicas desde que en enero se convirtiera en el hombre de mayor edad en servir como presidente. Este comportamiento ha generado tantas preguntas sobre si detrás hay un problema de salud, que O'Connor señaló las “crecientes frecuencia y gravedad” en un memorándum del 19 de noviembre que informaba los resultados del examen físico anual de Biden.

Aunque el médico señaló en el memorándum de noviembre que el carraspeo de Biden era algo que había notado desde que comenzó a tratarlo en 2009, mencionó que el síntoma “justificaba una investigación detallada”.

Pero tales síntomas, combinados con la ronquera que mostró Biden el viernes, alarmaron tanto a los reporteros que la primera pregunta que le hicieron al concluir sus comentarios fue: “Su voz suena un poco diferente. ¿Se encuentra bien?”.

Biden respondió que estaba “bien” ,y agregó que se hace una prueba de covid-19 a diario. Atribuyó su voz ronca a “sólo un resfriado” que su nieto, Beau Biden Jr., le había contagiado.

“Lo que tengo es un nieto de un año y medio que estaba resfriado, al que le gusta besar a su abuelito”, explicó.

Hablando unas horas más tarde en su conferencia de prensa diaria, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, señaló que los síntomas del presidente estaban siendo tratados con “algunos medicamentos para el resfriado de venta libre, y probablemente algunas gotas para la tos y un poco de té”.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in