Arqueólogos descubren retrete de lujo de 2.700 años en Israel

Se excavó el cubículo de un retrete de piedra caliza en un sitio de excavación en el barrio de Armon Hanatziv en Jerusalén

Maroosha Muzaffar
miércoles 06 octubre 2021 19:26

Importantísimo descubrimiento de una nueva tumba en Pompeya.

Read in English

Los arqueólogos israelíes han descubierto un retrete “raro” en Jerusalén que data de hace más de 2.700 años, cuando, según los expertos, los baños privados eran un lujo.

El cubículo del retrete de piedra caliza fue excavado en un sitio de excavación en el vecindario Armon Hanatziv de Jerusalén.

"Un cubículo de baño privado era muy raro en la antigüedad, y hasta la fecha solo se han encontrado unos pocos, la mayoría de ellos en la Ciudad de David", dijo Yaakov Billig, director de la excavación de la IAA (Autoridad en Antigüedades de Israel). "De hecho, solo los ricos podían costerarse retretes".

Agregó que un famoso rabino sugirió una vez que ser rico es “tener el baño al lado de su mesa”.

Un portavoz de la IAA dijo que el baño tenía un retrete de piedra tallada con un agujero en el centro, colocado sobre un tanque séptico profundo. El inodoro se encontró en una cabaña rectangular que formaba parte de una mansión en expansión con vista a lo que ahora es la Ciudad vieja de Jerusalén.

"Fue diseñado para sentarse cómodamente", agregó un funcionario.

Los expertos sugirieron que el retrete se remonta al período del Primer Templo y se cree que pertenece a una antigua propiedad real que operó en el siglo VII antes de Cristo.

Los arqueólogos también encontraron varios fragmentos de cerámica y huesos de animales debajo del retrete. Esperan que estos puedan enseñarles "los estilos de vida y las dietas de la gente del Primer Templo, así como enfermedades antiguas", dijo un funcionario de la IAA.

“Es fascinante ver cómo algo que es obvio para nosotros hoy, como los retretes, fue un artículo de lujo durante el reinado de los reyes de Judá”, dijo Eli Eskosido, director de la IAA a The Times of Israel . “Jerusalén nunca deja de sorprendernos. Uno solo puede imaginarse la impresionante vista".