Gobernadora de Nueva York culpa a crisis climática de las inundaciones mortales de Ida, advierte que será una amenaza común

El número de muertos en la región ha aumentado a al menos 14 personas, incluido un niño de dos años

Jade Bremner
jueves 02 septiembre 2021 21:00

Carreteras bloqueadas y múltiples inundaciones en Nueva York tras el paso de Ida.

Read in English

Los neoyorquinos tendrán que enfrentar impactos más severos de la crisis climática, como los del huracán Ida, con mucha mayor frequencia, advirtió la nueva gobernadora del estado, Kathy Hochul.

"Debido al cambio climático, desafortunadamente, esto es algo que tendremos que lidiar con mucha frequencia", dijo la gobernadora Hochul en una conferencia de prensa el jueves.

También dijo que cualquier "falla de inteligencia en términos de nuestra preparación" sería investigada por los funcionarios, antes de elogiar los esfuerzos de los socorristas.

Tanto el gobernador Hochul como el gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, declararon emergencias el miércoles por la noche después de que la tormenta arrojara niveles históricos de lluvia, lo que provocó inundaciones repentinas mortales. En el Central Park de Manhattan cayeron 3.15 pulgadas de lluvia en solo una hora.

El número de muertos en la región ha aumentado a 14 personas, incluido un niño de dos años.

El Departamento de Policía de Nueva York informó que al menos ocho personas murieron cuando sus apartamentos en el sótano se inundaron. En Elizabeth, Nueva Jersey, cinco personas fueron encontradas muertas después de que un complejo de apartamentos se inundó, según un portavoz de la ciudad.

Un hombre de 70 años murió cuando su vehículo fue arrastrado por las inundaciones en Passaic, Nueva Jersey. Los bomberos con equipo de buceo intentaron llegar a los conductores atrapados en lugares donde el nivel del agua alcanzaba hasta seis pies.

Más de 200 mil hogares en Nueva York, Nueva Jersey y Pensilvania se quedaron sin electricidad debido al clima extremo.

Leer más:Marjorie Taylor Greene amenaza a las compañías telefónicas si entregan registros del 6 de enero

Varios factores relacionados con la crisis climática están ayudando a alimentar tormentas más poderosas y destructivas como Ida, dicen los científicos.

El último informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático, la principal autoridad mundial en ciencia climática, encontró que las tormentas con velocidades de viento más altas sostenidas, en el rango de Categoría 3-5, probablemente hayan aumentado en los últimos 40 años.

El océano absorbe más del 90 por ciento del exceso de calor causado por las emisiones de gases de efecto invernadero de la quema de combustibles fósiles y agua caliente que alimenta a los huracanes. A medida que el planeta se calienta, se retiene más humedad en la atmósfera, lo que significa que las tormentas también traen el potencial de mucha más lluvia.

El aumento global del nivel del mar está agravando el peligro de marejada ciclónica. El nivel del mar frente a la costa de Nueva York es hasta nueve pulgadas más alto que en 1950.

"Estamos en un territorio inexplorado", tuiteó el miembro del Consejo de la Ciudad de Nueva York, Mark Levine, "Más allá de NO estamos listos para el cambio climático".

La gobernadora Hochul, quien asumió el cargo después de que Andrew Cuomo renunció el mes pasado, dijo que había hablado con el presidente Joe Biden, quien ofreció cualquier ayuda que Nueva York necesite.

Las advertencias de viaje siguen vigentes para el área de Nueva York y se recomendó a los conductores que se mantuvieran alejados de las calles y carreteras de la ciudad mientras continúa la limpieza.

Partes del sistema del metro de Nueva York se suspendieron y otras partes estaban funcionando con grandes retrasos después de las inundaciones. Los vuelos también se retrasaron y cancelaron en los aeropuertos de La Guardia, JFK y Newark.

“Pedimos a todos los neoyorquinos que vigilen a sus vecinos y seres queridos, especialmente a los ancianos o discapacitados, junto con los que viven en lugares y sótanos propensos a inundaciones”, dijo el NYPD en un comunicado.

Partes de Nueva Inglaterra permanecieron bajo una advertencia de inundación repentina el jueves. En Portsmouth, Rhode Island, una carretera se derrumbó bajo una lluvia torrencial.

"Recuerde elevar los artículos almacenados en su sótano. Si tiene una bomba de sumidero, verifique que esté funcionando", tuiteó la ciudad de Boston.

El huracán Ida tocó tierra en Louisiana el domingo con vientos sostenidos de hasta 150 mph. Más de un millón de personas se quedaron sin electricidad cuando Ida derribó miles de líneas de transmisión y desconectó 216 subestaciones.

Las empresas de servicios públicos advirtieron que miles de personas podrían permanecer en la oscuridad y sin aire acondicionado o agua corriente durante varias semanas en medio de un calor y una humedad sofocantes.