Humo de incendios forestales se ha extendido dramáticamente por Estados Unidos

La contaminación del aire ha afectado a gran parte del país

Helen Elfer
jueves 22 julio 2021 12:49

Se activaron alertas sanitarias desde Toronto hasta Filadelfia, ya que la calidad del aire se mantuvo en el rango insalubre.

Read in English

El humo de los incendios forestales de Canadá y la costa oeste se arremolinaba en los Estados Unidos esta semana, moviéndose hacia el este y el sur para cubrir los cielos en una espesa bruma gris.

Las alertas de salud se activaron desde Toronto hasta Filadelfia debido a que la calidad del aire se mantuvo en un rango poco saludable en gran parte de la costa este, informó The New York Times.

Más de 80 grandes incendios estaban ardiendo en todo Estados Unidos y muchos más en Canadá.

El Bootleg Fire del sur de Oregón es el más grande hasta ahora en los EE.UU. este año. Ya ha quemado más de 530 millas cuadradas de bosques y praderas, y es tan extremo que ha generado su propio clima y ha provocado rayos.

Una serie de olas de calor y sequías récord vinculadas al cambio climático han exacerbado los incendios forestales, que ahora han crecido hasta tal punto que los efectos se sienten a miles de kilómetros de distancia.

En Toronto, Nueva York y Filadelfia el martes la contaminación del aire estuvo en el “rango poco saludable” de la Agencia de Protección Ambiental durante la mayor parte del día. Las ciudades de Minnesota registraron niveles "peligrosos" de contaminación por el humo que viaja a través de la frontera de los incendios canadienses.

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica publicó imágenes satelitales en Twitter, que muestran cómo el humo había barrido América del Norte la semana pasada.

Las partículas finas que se liberan durante los incendios forestales son peligrosas para inhalar y pueden aumentar el riesgo de ataques de asma, ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares, informó el NYT.

Leer más: Se triplican los casos de COVID-19 en EEUU en dos semanas

Róisín Commane, científico atmosférico de la Universidad de Columbia, dijo que las personas deben evitar salir al aire libre en condiciones de alta contaminación y, especialmente, evitar el ejercicio extenuante. También dijo que usar cubrebocas filtrados puede brindar cierta protección a quienes no pueden evitar salir al aire libre.

“Muchos de las cubrebocas que la gente ha estado usando para Covid están diseñadas para capturar PM2.5 (contaminación del aire microscópica peligrosa)”, dijo. "Ese es el tamaño adecuado para ser muy útil para la calidad del aire".