Dubai provoca su propia lluvia falsa para combatir el calor de 122 ° F

La lluvia mejorada se crea utilizando tecnología de drones que libera cargas eléctricas en las nubes para que se agrupen y formen la precipitación

Bevan Hurley
jueves 22 julio 2021 13:58
Dubai highway drenched with fake rain
Read in English

El aguacero, similar a un monzón, empapa una carretera muy transitada, provocando difíciles condiciones de conducción para los vehículos todoterrenos. Aparecen repentinas cascadas en el borde de la carretera.

Sería un espectáculo común en algunas partes del sudeste asiático, pero se trata de los Emiratos Árabes Unidos, en plena ola de calor veraniego que ha visto cómo las temperaturas superan regularmente los 120°F.

Y según el Centro Nacional de Meteorología de los EAU, las precipitaciones se han visto favorecidas por las operaciones de siembra de nubes para aumentar las lluvias en el país del Golfo.

El domingo, el servicio meteorológico nacional de los EAU publicó un vídeo de los fuertes aguaceros.

Sus operaciones de siembra de nubes forman parte de una misión en curso para generar precipitaciones en el país de Medio Oriente, que tiene una media de lluvias de sólo cuatro pulgadas.

Las operaciones de siembra de nubes se llevan a cabo mediante aviones tripulados que disparan productos químicos, como el yoduro de plata, a las nubes para provocar mayores precipitaciones.

The National informó que las fuertes precipitaciones provocaron la aparición de cascadas en la ciudad de Al Ain e hicieron que las condiciones de conducción fueran peligrosas.

En un esfuerzo por frenar el hundimiento de la capa freática del país, Emiratos Árabes Unidos invirtió 15 millones de dólares en nueve proyectos diferentes para hacer llover en 2017.

Leer más: Humo de los incendios forestales se ha extendido dramáticamente por EE.UU.

Uno de los sistemas que se va a probar en los EAU utiliza drones para disparar cargas eléctricas a las nubes y así aumentar las precipitaciones.

El proyecto está dirigido por investigadores de la Universidad de Reading (Inglaterra). El profesor Maarten Ambaum, que trabaja en el proyecto, declaró a la BBC en marzo que los EAU tienen suficientes nubes para crear condiciones propicias para la lluvia.

El proyecto intenta que las gotas de agua se fusionen y se peguen al recibir un impulso eléctrico, “como el pelo seco a un peine”.

“Cuando las gotas se fusionen y sean lo suficientemente grandes, caerán en forma de lluvia”, explicó el profesor Ambaum a la BBC.

Aplicar descargas eléctricas a las nubes es preferible porque no requiere el uso de productos químicos.

El artículo original se refería incorrectamente al uso de un proyecto de la Universidad de Reading que utilizaba corrientes eléctricas para potenciar la lluvia.