Fugitivo en Nueva Zelanda se rinde ante la policía mientras comía ostras y tomaba champán en un helicóptero

El delincuente, James Matthew Bryant enfrenta cargos que incluyen agresión, publicación de comunicaciones digitales dañinas y heridas con indiferencia imprudente

Akshita Jain
sábado 29 mayo 2021 22:22
<p>La policía investiga una propiedad en Dunedin, Nueva Zelanda, el 16 de marzo de 2019.</p>

La policía investiga una propiedad en Dunedin, Nueva Zelanda, el 16 de marzo de 2019.

Read in English

Un hombre en Nueva Zelanda alquiló un helicóptero y comió ostras con champán antes de entregarse a la policía después de haber estado prófugo durante cinco semanas.

James Matthew Bryant (32) enfrenta cargos que incluyen agresión, publicación de comunicaciones digitales dañinas y heridas con indiferencia imprudente.

Bryant contrató un helicóptero con la ayuda de su defensor y ex criminal de carrera Arthur Taylor para que lo rescataran de Otago, donde se escondía.

"Quería salir con estilo", dijo Taylor a Stuff.nz .

Bryant pagó por el helicóptero y luego dijo a los medios locales “no puse dinero de los contribuyentes en el negocio”.

Taylor, que se encuentra actualmente en libertad condicional, dijo que comieron ostras y champán en su casa en la ciudad de Dunedin antes de ir a la estación de policía. "Fue su primera comida decente en semanas", dijo.

Bryant se entregó en la estación central de policía de Dunedin el jueves, acompañado por su abogado.

Antes de rendirse, les dijo a los periodistas que sus semanas de fuga habían sido "geniales" y que había hecho mucho yoga.

Leer más:La gente está aplaudiendo a una mujer que fue capturada dándole palabras de alentamiento a una extraña en TikTok

Bryant había estado prófugo durante unas tres semanas antes de aparecer en un programa de noticias como un criminal buscado. Cuando escuchó que un informante le había dicho a la policía su ubicación, se dirigió a una cabaña de cazadores de acceso abierto en la Reserva Escénica de Waianakarua, según The New York Times .

Bryant le dijo al defensor que había decidido rendirse porque le preocupaba que la policía lo calificara de peligroso y advirtiera al público.

Taylor también le dijo a Stuff que Bryant dudó antes de rendirse y pidió su ayuda. "Supongo que ha visto algunas películas en las que saltan con armas y ese tipo de cosas", dijo.

Los dos se conocían desde antes cuando Bryant ayudó a Taylor con su sitio web.

El abogado le dijo al NYT que las cosas podrían haber terminado mal si su cliente no hubiera decidido alquilar su propio helicóptero y si la policía se hubiera visto obligada a caminar durante dos días para rescatarlo de la cabaña.

“Habrían sido policías muy enojados. De haber caminado todo ese tiempo, estarían armados hasta los dientes, cualquier cosa podría haber pasado. Una situación muy volátil ”, dijo.