Haití: autobús con misioneros estadounidenses y niños secuestrado por pandilla en Puerto Príncipe

El gobierno de los EE.UU. dice que está al tanto de los informes, mientras grupo cristiano envía advertencia a las demás misiones religiosas

Conrad Duncan,Oliver O'Connell
miércoles 20 octubre 2021 18:30
UNGA: 'The international community cannot abandon Haiti,' says Dominican president
Read in English

Un grupo de hasta diecisiete misioneros y sus familias fueron secuestrados por pandilleros en la capital de Haití, Puerto Príncipe, advirtió un mensaje de voz enviado a varias misiones religiosas.

Christian Aid Ministries, con sede en EE.UU., que afirmó tener conocimiento directo del incidente, dijo que el secuestro ocurrió cuando los misioneros se dirigían a casa después de construir un orfanato.

"Esta es una alerta de oración especial", decía el mensaje de un minuto. "Ore para que los pandilleros se arrepientan".

Un portavoz del gobierno de EE.UU. dijo a Associated Press que los funcionarios estaban al tanto de los informes, pero se negaron a proporcionar más comentarios.

“El bienestar y la seguridad de los ciudadanos estadounidenses en el extranjero es una de las más altas prioridades del Departamento de Estado”, dijeron.

Una declaración del ministerio con sede en Ohio dice: “El grupo de dieciséis ciudadanos estadounidenses y un ciudadano canadiense incluye cinco hombres, siete mujeres y cinco niños.

“Únase a nosotros para orar por aquellos que tienen como rehenes, por los secuestradores y las familias, amigos e iglesias de los afectados”, continúa el comunicado. “Ore por aquellos que buscan la guía de Dios y toman decisiones al respecto”.

Los misioneros viajaban en vehículo a Titanyen, al norte de la capital, Puerto Príncipe, después de visitar un orfanato en el área de Croix des Bouquets. Fueron secuestrados a lo largo de la ruta el sábado.

The Washington Post informa que uno de los estadounidenses secuestrados publicó un pedido de ayuda en un grupo de WhatsApp mientras ocurría el secuestro.

“¡¡Por favor, reza por nosotros!! Somos rehenes, secuestraron a nuestro conductor. Reza, reza, reza. No sabemos a dónde nos llevan”, decía el mensaje.

Los secuestros relacionados con pandillas son un problema creciente en Haití, y las autoridades dicen que los grupos han exigido rescates que van desde un par de cientos de dólares hasta más de US$1 millón para liberar a los rehenes.

Algunos informes indican que este último secuestro es obra de la banda 400 Mawozo, conocida por operar en la misma zona.

Se culpó a la pandilla de secuestrar a cinco sacerdotes y dos monjas a principios de este año en Haití. La policía de Haití también culpó a 400 Mawozo por el último secuestro.

“Este es el tipo de secuestro que hacen 400 Mawozo; lo llamamos secuestro colectivo porque secuestran un autobús entero0 o automóvil ”, dijo a The Miami Herald Gedeon Jean, que dirige el Centro de Análisis e Investigación en Derechos Humanos en Puerto Príncipe, que monitorea el secuestro en el país.

Jean dijo que la pandilla es responsable del ochenta por ciento de los secuestros que tienen lugar en Haití, de forma aproximada.

Al menos 328 víctimas de secuestro fueron denunciadas a la Policía Nacional de Haití en los primeros ocho meses de 2021, en comparación con un total de 234 para todo 2020, según un informe emitido el mes pasado por la Oficina Integrada de la ONU en Haití conocida como BINUH.

“La agitación política, el aumento de la violencia de las pandillas, el deterioro de las condiciones socioeconómicas, incluida la inseguridad alimentaria y la desnutrición, contribuyen al empeoramiento de la situación humanitaria”, dijo BINUH en su informe.

"Una fuerza policial sobrecargada y con pocos recursos por sí sola no puede abordar los problemas de seguridad de Haití".

Las pandillas fueron acusadas de capturar a estudiantes, médicos y policías y, como en el caso de los misioneros, han tomado autobuses llenos de pasajeros en los últimos meses.

Algunos incidentes, como el secuestro de cinco sacerdotes y dos monjas en abril, provocaron protestas por la falta de seguridad en el país, que ha sufrido de pobreza durante mucho tiempo.

El último secuestro denunciado se produjo pocos días después de que funcionarios estadounidenses de alto nivel visitaran Haití y prometieran más recursos para la Policía Nacional del país, incluidos otros US$15 millones (£ 11 millones) para ayudar a reducir la violencia de las pandillas.

La situación de seguridad en los últimos meses ha desplazado a miles de haitianos que ahora viven en refugios temporales cada vez más antihigiénicos, lo que llevó al Consejo de Seguridad de la ONU a acordar de forma unánime el viernes extender su misión política en el país.

Informes adicionales de AP