Oficial afirma que George Floyd tenía una fuerza “sobrehumana” antes de que lo asesinara la policía

El expolicía también afirmó que pensaba que sus compañeros de escuadrón le estaban brindando atención médica a Floyd

Josh Marcus
martes 15 febrero 2022 21:58

Abogado explica por qué a Thomas Lane no lo acusaron de asesinato en segundo grado durante el juicio por la muerte de George Floyd

Read in English

George Floyd exhibió una fuerza “sobrehumana” antes de ser asesinado por la policía de Minneapolis en 2020, según el testimonio de Tou Thao, uno de los tres expolicías de Minneapolis que ahora enfrentan un juicio federal de derechos civiles por su papel en el fatal arresto.

Los oficiales acudieron a una tienda de la esquina en Minneapolis en mayo de 2020 por informes de Floyd usó un billete falso de US$20. Cuando lo encontraron, Thao creyó que el hombre estaba “bajo la influencia de algún tipo de droga” debido a las “gotas de sudor en su cabeza”, aseveró durante su testimonio el martes.

Aunque la interacción comenzó con calma, Floyd pareció ponerse ansioso cuando los oficiales le exigieron que se subiera a la parte trasera de su patrulla, un estira y afloja que se convirtió en una larga lucha física. Thao testificó que nunca había visto a alguien resistirse a ser puesto en una patrulla de la policía de manera tan persistente.

El juicio federal de derechos civiles sigue a la condena por asesinato en abril de Derek Chauvin, otro expolicía del MPD (Departamento de Policía de Minneapolis) involucrado en el arresto, quien se arrodilló sobre el cuello de Floyd durante más de nueve minutos mientras el hombre gritaba que no podía respirar antes de perder el conocimiento.

El caso federal examina si es que Thao, así como sus colegas policías, J Alexander Kueng y Thomas Lane, violaron los derechos civiles de Floyd al no brindarle asistencia médica o intervenir contra sus compañeros oficiales.

Durante su testimonio, Thao, quien interactuó con una multitud de transeúntes mientras sus compañeros inmovilizaban a Floyd, aseveró que creía que los otros oficiales le estaban brindando atención médica al hombre.

“Si no le están haciendo RCP [reanimación cardiopulmonar], asumo que todavía respira y está bien”, declaró Thao.

El vídeo de un transeúnte y de la policía captura a Floyd gritar en repetidas ocasiones que no puede respirar antes de perder lentamente el conocimiento. Una multitud de testigos que rodearon la escena del arresto también instó varias veces a los oficiales para que dejaran a Floyd ponerse de pie porque tenía dificultades para respirar.

En el testimonio del martes, el primero desde que la fiscalía descansara el lunes, Thao explicó que pensaba que Floyd sufría un “delirio excitado”; un diagnóstico cuasi científico citado a menudo por la policía pero no reconocido por autoridades médicas como la Asociación Médica Estadounidense.

El lunes, Timothy Longo, excoronel de la policía de Baltimore y experto en el uso de la fuerza para la fiscalía, declaró que Thao y sus colegas se apartaron de la conducta policial aceptable al no intervenir ni ofrecer ayuda médica más allá de llamar a una ambulancia.

“Nadie le pidió a Chauvin que quitara la rodilla del cuello del señor Floyd”, detalló Longo.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in