Francia prohibirá los envases de plástico para frutas y verduras a partir de enero de 2022

La ley para eliminar el plástico reducirá más de mil millones de residuos plásticos al año

Harry Cockburn
martes 12 octubre 2021 18:58
Los pimientos se encuentran entre los artículos que deben venderse sin envoltorios de plástico a partir de enero de 2022
Los pimientos se encuentran entre los artículos que deben venderse sin envoltorios de plástico a partir de enero de 2022
Read in English

Francia va a prohibir los envases de plástico de casi todas las frutas y verduras para frenar los “escandalosos” niveles de residuos de las envolturas, cuyo uso está empeorando tanto el clima como el medio ambiente.

El gobierno dijo que espera evitar el uso de más de mil millones de envases de plástico al año cuando la nueva ley entre en vigor el 1 de enero.

Se ha publicado una lista de unas 30 frutas y verduras sujetas a los cambios, entre las que se encuentran poros, calabacines, berenjenas, pimientos, pepinos, papas y zanahorias, tomates grandes, cebollas y nabos, coles, coliflores, calabazas, chirivías, rábanos y tubérculos, dijo el ministerio en un comunicado.

En los próximos años se añadirán otros artículos a la lista, y en 2026 se prohibirá la venta de frutas más delicadas, como las bayas, en plástico.

“Utilizamos una cantidad escandalosa de plástico de un solo uso en nuestra vida cotidiana. La ley de economía circular pretende reducir el uso de plástico de usar y tirar e impulsar su sustitución por otros materiales o envases reutilizables y reciclables”, dijo el Ministerio de Medio Ambiente.

Se calcula que, en total, el 37 por ciento de todas las frutas y verduras que se venden en Francia lo hacen con envolturas de plástico.

Pero el presidente de la federación francesa de vendedores de fruta, François Roch, ha declarado que el cambio del plástico por alternativas como el cartón será difícil de conseguir en los próximos meses.

“Además, la venta de productos a granel es complicada, ya que muchos clientes tocan la fruta y la gente no quiere que su fruta sea tocada por otros clientes”, dijo.

La prohibición de los envases forma parte de un programa gubernamental de varios años para eliminar el plástico. A partir de 2021, Francia prohibirá los popotes, vasos y cubiertos de plástico, así como las cajas de poliestireno para llevar.

Las frutas que se venden ya cortadas, así como un número limitado de frutas y verduras delicadas, pueden seguir vendiéndose con envases de plástico por ahora, pero eso se eliminará gradualmente a finales de junio de 2026.

Los envases de plástico estarán prohibidos a finales de junio de 2023 para los tomates cherry, las judías verdes y los duraznos, y a finales de 2024 para las aceitunas, los espárragos, las setas, las cerezas y algunas ensaladas y hierbas.

A partir de finales de junio de 2026, las frambuesas, fresas y otras bayas delicadas deberán venderse sin plástico.

Además, a partir de 2022, los espacios públicos de Francia deberán disponer de fuentes de agua para reducir el uso de botellas de plástico, mientras que las publicaciones de prensa y publicidad deberán enviarse sin envoltura de plástico, y los restaurantes de comida rápida ya no podrán ofrecer juguetes de plástico gratis.

A partir de enero de 2023, Francia también prohibirá la vajilla de usar y tirar en los restaurantes de comida rápida para las comidas consumidas en el local.

Los ecologistas del Reino Unido han manifestado su deseo de que se introduzca una legislación similar para reducir el uso de envases de plástico innecesarios.

Camilla Zerr, de Amigos de la Tierra, ha declarado a The Independent que la prohibición de los plásticos innecesarios es una de las prioridades: “La propuesta de prohibir los envases de plástico innecesarios para la fruta y la verdura en Francia es una gran iniciativa que el gobierno del Reino Unido debería seguir”.

“Desgraciadamente, las frutas y verduras a granel siguen sin estar disponibles, lo que hace que comprar productos sin envoltorios innecesarios sea casi imposible. No deberíamos tener que comprar plástico que no queremos, en especial cuando sabemos que se sumará de manera inevitable a la crisis de contaminación por plástico que asola nuestro planeta.”

“A pesar de algunos avances prometedores, el plástico sigue siendo una gran amenaza para el medio ambiente y la fauna. Los ministros deben ser más duros para que las estanterías de nuestros supermercados dejen de dictar la cantidad de plástico en nuestras vidas.”

Información adicional de Reuters.