Inquietantes fotos muestran que Nikolas Cruz escribió “666” con su propia sangre en las paredes de su celda

La Oficina del Alguacil de Broward publicó la imagen entre una gran cantidad de inquietantes dibujos y notas de la cárcel hechos por el joven de 23 años tras las rejas

Rachel Sharp
miércoles 24 agosto 2022 18:11

Inquietantes dibujos del tirador de Parkland se difundieron hace poco

Read in English

Nikolas Cruz escribió “666” con su propia sangre en las paredes de su celda de prisión solo dos meses antes del inicio de su juicio de sentencia, según reveló una inquietante foto.

La escalofriante fotografía muestra imágenes satánicas que incluyen “666” y el pentagrama invertido, todo garabateado con la propia sangre del asesino en masa en la pared de una celda dentro de la cárcel del condado de Broward.

La BSO (Oficina del Alguacil de Broward) publicó la imagen entre una gran cantidad de inquietantes dibujos y notas de la cárcel hechos por el joven de 23 años tras las rejas, mientras espera la sentencia por el asesinato en masa de 17 víctimas inocentes en 2018.

En las 30 páginas de divagaciones incoherentes, Cruz hizo dibujos que parecen representar el tiroteo del Día de San Valentín de 2018 en la escuela Marjory Stoneman Douglas y escribió que quiere “ir al corredor de la muerte” y luego ser “enterrado con una mujer que tiene una vida de mi*** como yo”.

También culpa a otros por su decisión de asesinar a 17 víctimas inocentes en el ataque, habla de su odio por la BSO y dice que quiere estar muerto.

El descubrimiento de las escalofriantes notas y dibujos llevó a los funcionarios de la prisión a colocar a Cruz bajo vigilancia suicida dentro de la cárcel en mayo.

Las notas e imágenes de la cárcel se publicaron el lunes cuando el equipo legal de Cruz comenzó su defensa en el tribunal de Florida.

Durante la declaración de apertura, la defensora pública adjunta, Melisa McNeill, mencionó los dibujos inquietantes y dijo que escribió “666” en las paredes de su celda.

“La evidencia mostrará que él dibuja muchas cosas malas y que aún hace esas cosas en la cárcel principal del condado de Broward”, expresó.

Agregó: “Oirán que un día quiere vivir y un día quiere morir, y también escucharán que a lo largo de su vida ha tenido obsesiones… videojuegos, armas, ejercicio, evacuaciones intestinales, dietas veganas. Y hace poco, demonios y Satanás”.

“Y oirán que con un caramelo escribió en la pared de su celda ‘666’. Esas son las cosas que hace de forma aislada”.

Nikolas Cruz usó su propia sangre para escribir “666” en la pared de su prisión

“Oirán que escribe cosas inquietantes, como un manifiesto del tirador en la escuela. Horrible. No se los ocultamos. Pero su cerebro está roto. Es un ser humano dañado y por eso pasaron estas cosas”.

A menudo se ha visto a Cruz garabatear con lápiz y papel mientras estaba sentado en la sala del tribunal durante su juicio de sentencia.

La publicación de los dibujos ofrece un vistazo al estado de ánimo del hombre condenado por 17 cargos de asesinato y 17 cargos de intento de asesinato, ya que el jurado debe decidir si lo enviarán al corredor de la muerte por sus crímenes.

Sus abogados están pidiendo al jurado que lo condene a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional en lugar de sentenciarlo a muerte.

En las inquietantes notas hechas dentro de su celda, Cruz escribe que quiere la pena de muerte.

Nikolas Cruz en la sala del tribunal

“Todo lo que quiero es ir al corredor de la muerte. ¡No quiero la vida, por favor ayúdenme a ir al corredor de la muerte!” escribió en una de las páginas.

En otra página, aboga por la muerte: “Nunca quise estar vivo. Ojalá muera y nunca despierte. Mi vida es dolorosa, siempre lo ha sido. Solo quiero dormir y nunca despertar”.

“No quiero que nadie ni nada me moleste, no veo la hora de morir. Sangre, sangre. Solo quiero ver sangre”.

También afirma que ha tomado analgésicos con la esperanza de morir y se describe a sí mismo como “un fantasma de la muerte”.

Cuando muera, Cruz escribe que quiere ser “enterrado con una mujer”. Bocetos escalofriantes muestran una figura que se cree que es Cruz etiquetada como “N” y una figura de una mujer etiquetada como “M” que son enterradas juntas.

En una de las imágenes desgarradoras, parece recrear la masacre en la escuela secundaria a la que una vez asistió.

Algunos de los perturbadores dibujos de Cruz que hizo en la pared de su celda

El dibujo muestra lo que parecen ser estudiantes sentados en pupitres en una escuela mientras un tirador abre fuego.

Varias de sus notas revelan una obsesión por el diablo, símbolos satánicos, dibujos de la figura del diablo y el uso repetido del número “666”.

En una de las páginas de notas, escribe: “¡Salve Satanás!”

Cruz, de quien se dice que padece TEAF (trastorno del espectro alcohólico fetal) y trastornos antisociales, también amenaza con matar a un individuo al que trata de culpar por la masacre que llevó a cabo por su cuenta.

Afirma que el individuo “me humilló sexualmente en Instagram” y que es la “principal razón por la que disparé en Stoneman Douglas”.

“La sangre no solo está en mis manos, sino también en las tuyas, tú no es [sic] más que un parásito sin valor”, despotrica.

Cruz luego garabatea imágenes de una persona con una ametralladora etiquetada como “yo” que le dispara a otra persona etiquetada como “tú”.

Más de los dibujos de Cruz

El joven de 23 años también habla de forma directa a la oficina del alguacil y dice “rezo para que todos tengan una muerte horrible”.

Otro dibujo parece mostrar una sala de audiencias con un miembro del jurado que dice: “¡Encontramos al acusado yendo al corredor de la muerte!”.

También escribe una lista de las “mejores canciones antes de la muerte”.

Otras páginas incluyen dibujos de municiones, balas, pistolas y chalecos tácticos, mientras que otros dibujos y notas son ininteligibles.

La defensa busca argumentar que Cruz tiene una enfermedad mental y que sus orígenes problemáticos son los culpables de que haya perpetrado uno de los tiroteos masivos más mortíferos en la historia de EE.UU.

Durante las declaraciones de apertura y el testimonio de los primeros testigos de la defensa llamados al estrado, gran parte de la culpa de su problemático comienzo en la vida recayó directamente sobre los hombros de su madre biológica, Brenda Woodard.

McNeill le comentó al jurado que si bien “no hay defensa para este crimen” y Cruz es la “única persona responsable de todo el dolor y el sufrimiento”, las “decisiones” que hizo Woodard cuando ella “lo envenenó en el útero” condujeron a las “elecciones” que hizo su hijo.

Testigos y registros oficiales han revelado que Woodard bebió mucho y abusó de las drogas mientras estaba embarazada de Cruz y la defensa afirma que le provocó TEAF.

“Su cerebro está roto. Es un ser humano dañado”, aseveró la abogada.

Educadores y amigos de la familia también subieron al estrado para testificar que Cruz mostró problemas de desarrollo y comportamiento desde una edad temprana.

El miércoles por la mañana, un psicólogo clínico jubilado, el Dr. Frederick Kravitz, quien trató a Cruz cuando tenía entre ocho y nueve años, testificó que era un niño “peculiar” con una “imaginación activa muy mala”.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in