Fianza de $2 millones de dólares para el adolescente acusado de tiroteo en Wisconsin

Un comisionado de la corte ha fijado una fianza en efectivo para un joven de 17 años de Illinois acusado de matar a dos personas durante una protesta en Wisconsin por 2 millones de dólares.

Madeline Roth,Associated Press
martes 03 noviembre 2020 00:34
<p>Policía de Wisconsin.</p>

Policía de Wisconsin.

Read in English

Un tribunal de Wisconsin fijó una fianza de 2 millones de dólares para un joven de 17 años acusado de matar a dos hombres y herir a un tercero durante una protesta en agosto en Kenosha por un tiroteo policial.

Kyle Rittenhouse de Antioch, Illinois, está acusado de matar a Joseph Rosenbaum y Anthony Huber y herir a Gaige Grosskreutz. Además de los cargos de homicidio, Rittenhouse enfrenta cargos de intento de homicidio, peligro imprudente y ser menor de edad en posesión de un arma de fuego.

Rittenhouse se entregó a la policía de Antioch la mañana después de los tiroteos del 25 de agosto. Fue extraditado a Wisconsin la semana pasada e hizo su primera aparición en la corte en Kenosha el lunes por la tarde.

Su abogado, Mark Richards, le pidió al comisionado de la corte Loren Keating que fijara una fianza de $750,000 y colocara a Rittenhouse en monitoreo electrónico, argumentando que los manifestantes habían atacado al adolescente esa noche y que Rittenhouse había disparado en defensa propia.

Richards también argumentó que Rittenhouse intentó entregarse en segundos después de los disparos, pero los oficiales lo ignoraron. El video mostró a Rittenhouse pasar junto a los vehículos de la policía con un arma de asalto colgada del hombro y las manos en el aire. Nadie lo detuvo a pesar de que se podía escuchar a los manifestantes gritar que acababa de disparar a la gente. Más tarde, la policía explicó que no lo arrestaron en el lugar porque era un caos.

El asistente del fiscal de distrito Thomas Binger solicitó una fianza de $2 millones, y señaló que Rittenhouse enfrenta cadena perpetua si es declarado culpable de los cargos de homicidio, lo que lo convierte en un riesgo de fuga.

"El acusado no quiere estar aquí y si lo liberan no volverá", dijo Binger.

Keating permitió que el padre de Huber, John Huber, hablara durante la audiencia por video. Le pidió al comisionado que fijara una fianza entre $ 4 millones y $ 10 millones. Dijo que Rittenhouse se ha convertido en un símbolo de reunión para los conservadores molestos por la destrucción de propiedad durante las protestas de este año por la brutalidad policial. La gente ha estado recaudando dinero para Rittenhouse y los grupos de milicias con mucho gusto lo esconderían de la policía, alegó Huber.

"Kyle Rittenhouse cree que está por encima de la ley", dijo Huber. “Ha sido tratado igual por la policía. Que él corra no me sorprendería".

El hijo de Huber golpeó a Rittenhouse con una patineta antes de que Rittenhouse le disparara, pero solo estaba tratando de detener a Rittenhouse, dijo el padre.

"Defensa propia, eso es imposible", dijo, cada vez más agitado mientras hablaba. “Ya había matado a un tipo y había intentado huir. Mi hijo fue un héroe. Trató de detenerlo. Fue un héroe. Cualquiera que diga lo contrario está completamente equivocado, incluido el presidente. Como se atreve."

El presidente Donald Trump ha dicho que las acciones de Rittenhouse podrían haber sido justificadas, lo que sugiere que los manifestantes podrían haberlo matado.

Richards trató de objetar los comentarios de Huber, pero Keating lo interrumpió.

El abogado de Grosskreutz, Kimberley Motley, pidió una fianza de 4 millones de dólares y calificó el comportamiento de Rittenhouse de "inexcusable".

Keating fijó una fianza de 2 millones de dólares, diciendo que Rittenhouse no tiene vínculos con Kenosha, que huyó del estado después de los disparos y enfrenta cadena perpetua si es declarado culpable. Ordenó a Rittenhouse que no tuviera ningún contacto con las familias de las víctimas ni que poseyera armas si lo liberaban.

Rittenhouse asistió a la audiencia a través de un video de la cárcel y llevaba una máscara naranja y un mono azul oscuro de la cárcel. Habló solo para decir que entendía las condiciones de su liberación.

Los disparos ocurrieron dos días después de que un policía blanco que intentaba arrestar a Jacob Blake le disparara al hombre afroamericano de 29 años siete veces en la espalda, paralizándolo de cintura para abajo. El video del tiroteo provocó varias noches de protestas en Kenosha, una ciudad de aproximadamente 100,000 habitantes en la frontera entre Wisconsin e Illinois.