Manifestante que abofeteó al presidente Emmanuel Macron estará cuatro meses en la cárcel

Damien Tarel le dijo a la corte que se volvió violento después de mirar la “mirada amistosa y mentirosa” del líder francés

David Harding
jueves 10 junio 2021 18:52

Damien Tarel golpeó a Macron el martes, mientras el líder francés saludaba a una multitud.

Read in English

Un tribunal francés condenó a un hombre de 28 años a cuatro meses de prisión por abofetear al presidente Emmanuel Macron.

Damien Tarel fue arrestado después de golpear a Macron el martes, mientras el líder francés saludaba a una multitud.

El tribunal de la ciudad de Valence, en el sureste del país, condenó a Tarel por un cargo de violencia contra una persona investida de autoridad pública.

Le dieron cuatro meses de prisión y una sentencia adicional condicional de 14 meses, y también se le prohibió ocupar cargos públicos y poseer armas durante cinco años.

Tarel se describió a sí mismo como un “patriota” de derecha o de extrema derecha y miembro del movimiento de protesta económica de los chalecos amarillos. Dio un grito de guerra realista de siglos de antigüedad cuando golpeó al presidente.

Tarel dijo al tribunal: “Cuando vi su mirada amistosa y mentirosa, sentí disgusto y tuve una reacción violenta”.

"Fue una reacción impulsiva... me sorprendió la violencia".

Si bien dijo que él y sus amigos habían considerado traer un huevo o un pastel de crema para tirarle al presidente, dijo que abandonaron la idea e insistió en que la bofetada no fue premeditada.

“Creo que Emmanuel Macron representa el declive de nuestro país”, dijo, sin explicar a qué se refería.

Tarel le dijo al tribunal que apoyaba el movimiento de protesta económica de los chalecos amarillos que sacudió la presidencia de Macron en 2019.

Dijo a los investigadores que tenía convicciones políticas de derecha o ultraderecha sin ser miembro de un partido o grupo, según la oficina del fiscal.

Lee más: El francés sustituirá al inglés como el “idioma de trabajo” de la Unión Europea

Macron no quiso comentar el jueves sobre el juicio, pero insistió en que "nada justifica la violencia en una sociedad democrática, nunca".

"No es tan importante recibir una bofetada cuando vas hacia la multitud para saludar a algunas personas que estuvieron esperando durante mucho tiempo", dijo en una entrevista con la emisora BFM-TV.

"No debemos hacer que ese acto estúpido y violento sea más importante de lo que es".

Al mismo tiempo, agregó el mandatario, “no debemos banalizarlo, porque cualquier persona con autoridad pública tiene derecho al respeto”.

Otro hombre arrestado en el alboroto que siguió a la bofetada, identificado por el fiscal solo como Arthur “C”, será juzgado en una fecha posterior, en 2022, por posesión ilegal de armas.

La fiscalía dijo que además de encontrar armas, la policía registró la casa de Arthur “C” y encontró libros sobre el arte de la guerra, una copia del manifiesto de Adolf Hitler "Mein Kampf" y dos banderas, una que simboliza a los comunistas y otra a la revolución rusa.

Ni Tarel ni Arthur “C”, también de 28 años, tenían antecedentes policiales, dijo el fiscal.

Los videos mostraban al atacante de Macron abofeteando la mejilla izquierda del líder francés y a sus guardaespaldas empujándolo durante un rápido encuentro y saludo con miembros del público, que estaban detrás de las barreras de tráfico en la ciudad vinícola de Tain-l'Hermitage.

Se escuchó al atacante gritar: “¡Montjoie! ¡Saint Denis!, un grito de guerra realista de siglos de antigüedad, antes de terminar con "A bas la Macronie" o "Abajo Macron".

Con información de agencias.