Madre presuntamente llamó a su hijo de cinco años el “próximo Ted Bundy” antes de que desapareciera

El cuerpo de Elijah Lewis fue encontrado en el bosque cuatro meses después de que su madre enviara los mensajes

Graig Graziosi
miércoles 17 noviembre 2021 19:23
Farncia: asesino de Mireille Knoll condenado a cadena perpetua
Read in English

Una madre en New Hampshire envió a su amiga un mensaje de texto donde comparaba a su hijo de cinco años con los prolíficos asesinos en serie Ted Bundy y Jeffrey Dahmer meses antes de que el cuerpo del niño fuera encontrado en el bosque.

“Quiero que se vaya”, presuntamente Danielle Dauphinais le escribió a su amiga, según The Boston Globe. La receptora de los mensajes de texto y amiga de Dauphinais, Erika Wolfe, compartió los mensajes con el periódico.

Según Wolfe, no había hablado con su amiga en varios años, pero Dauphinais se acercó para simpatizar con una publicación que Wolfe había hecho en Snapchat quejándose de la actitud de su adolescente.

“Lo llamo el próximo Ted Bundy y Jeffrey Dahmer”, escribió Dauphinais sobre su hijo Elijah Lewis de cinco años. “Es muy triste, pero no tengo ninguna conexión con este niño”.

Dauphinais le dijo a Wolfe que había dejado a Elijah en su habitación porque ya no podía “confiar en él”, y sugirió que el niño jugaba con sus propias heces y orinaba su ropa y su cama.

“Ha ido de mal en peor”, le dijo a Wolfe. “Quiero que se vaya. No puedo soportarlo más”.

Ella describió la vida con su hijo como una “pesadilla de la que no puedo despertar”.

El niño tenía menos de un año de vivir con su madre. Antes de mudarse con ella, había vivido con su padre, pero regresó por razones que aún no están claras. Según el periódico, el padre de Elijah había llamado anteriormente a su exesposa “violenta e impulsiva” y afirmó que tenía “un historial de violencia familiar y consumo de sustancias”.

Las autoridades de New Hampshire comenzaron a buscar a Elijah el 14 de octubre, aunque su madre no había denunciado su desaparición antes de esa fecha.

Las fuerzas del orden buscaron al niño en cinco estados y por fin descubrieron su cuerpo en el bosque de Massachusetts el 23 de octubre. Días antes, el 17 de octubre, Dauphinais y su novio, Joseph Stapf, fueron arrestados y acusados de manipulación de testigos y de poner en peligro a un menor.

“Los cargos de manipulación de testigos alegan que cada uno le pidió a otras personas que mintieran sobre Elijah y dónde vivía, mientras sabían que los trabajadores del servicio de protección infantil buscaban a Elijah”, dijeron las autoridades locales en un comunicado el 17 de octubre. “El cargo de peligro alega que violaron un deber de cuidado, protección o apoyo para Elijah”.

Wolfe dijo que se olvidó de los mensajes hasta que vio informes de noticias de que Elijah había desaparecido. Luego envió los mensajes de texto a un familiar un día antes del arresto de Dauphinais. Según los informes, el familiar remitió los mensajes de texto a la policía. Según Wolfe, nunca se le cuestionó acerca de los mensajes.

Dauphinais y Stapf se han declarado inocentes y no han sido acusados del asesinato ni se les relaciona con la muerte de Elijah. La causa de la muerte del niño aún no se ha determinado.