Walton, la socialista demócrata y trabajadora que estuvo a punto de ganar la alcaldía de la segunda ciudad más grande de Nueva York

India Walton alteró el statu quo en una de las ciudades más pobres del país, informó Alex Woodward

jueves 04 noviembre 2021 18:37
Read in English

El alcalde de la segunda ciudad más grande de Nueva York ganó la reelección, aunque no estaba en la boleta.

Byron Brown, que fue elegido alcalde de Búfalo por primera vez en 2005, fue derrotado en unas sorprendentes elecciones primarias demócratas este verano por India Walton, de 39 años, que parecía estar a punto de convertirse en la primera alcaldesa socialista del país en décadas, y la primera mujer de la ciudad -y la primera mujer negra- en ocupar el cargo en Búfalo.

Fue el único nombre en la boleta de las elecciones generales del 2 de noviembre, y recibió el apoyo de la diputada estadounidense Alexandria Ocasio-Cortez, de los dos senadores de la delegación del estado -Chuck Schumer y Kristen Gillibrand- y de los destacados progresistas Bernie Sanders y Elizabeth Warren.

El 3 de noviembre, Walton -una madre de cuatro hijos que dio a luz a su primer hijo cuando tenía 14 años, obtuvo un GED (Grado Académico) para estudiar enfermería y dirigió una organización de viviendas asequibles antes de presentarse a las elecciones.

Walton dijo era “poco probable” que ganara las elecciones.

Brown, que hizo una gran campaña por escrito para mantenerse en el cargo, declaró la victoria la noche de las elecciones al conocerse los primeros resultados.

“Uno de nuestros principales logros es poner fin a la era de los políticos complacientes de Búfalo. Ya no pueden sentirse seguros de que pueden descansar tranquilos en sus puestos de poder”, dijo Walton en un comunicado el 3 de noviembre.

Tras su sorprendente derrota en las elecciones primarias, en lugar de unirse en torno al candidato del partido, Brown recurrió a la vía judicial para volver a ser elegido y se apoyó en una coalición de conservadores y moderados para realizar una campaña masiva de inscripción en el censo electoral, gastando miles de dólares para enviar sellos de tinta con su nombre e instalando “estaciones de educación electoral” para instruir a los votantes sobre cómo hacerlo.

Walton no recibió el apoyo de la gobernadora demócrata Kathy Hochul (nacida en Búfalo) ni de Jay Jacobs, presidente del Comité Demócrata del Estado de Nueva York, que se enfrentó a una reacción inmediata el mes pasado tras comparar la candidatura de Walton con un escenario en el que el partido se abstendría de apoyar a un candidato como el antiguo líder del Ku Klux Klan, David Duke, si ganase las elecciones primarias demócratas. Más tarde se disculpó.

La carrera se tornó en una extraña dinámica, en la que Brown obtuvo el apoyo de los partidarios de Donald Trump y ofreció poco en términos de una línea de votación, al solicitar a los partidarios que “escriban a Byron Brown”.

En el último y cáustico debate entre los candidatos, Brown argumentó que ni siquiera considera a Walton como demócrata.

“Creo que sus ideas para la ciudad de Búfalo son malas, en el mejor de los casos, e inviables”, señaló Brown.

“Gané las primarias demócratas. En segundo lugar, soy una socialista democrática declarada. La primera palabra en eso es ‘demócrata’”, respondió Walton.

La carrera reflejó algunas de las mayores fisuras en la unidad del partido, atrapado entre las visiones opuestas de su creciente flanco progresista y los moderados institucionales, que ahora se enfrentan en gran medida a una lucha por sus vidas políticas en las próximas elecciones de mitad de periodo en 2022.

Su ascenso también introdujo una rara candidata a un cargo ejecutivo: Una persona sin un título de la Ivy League y con experiencia de primera mano en la comprensión de las profundidades de la desigualdad económica en una ciudad donde, en 2019, aproximadamente 3 de cada 10 personas, o 4 de cada 10 niños, vivían en la pobreza.

En su campaña, Walton invocó su experiencia como madre soltera negra, pobre y trabajadora de la salud, así como superviviente de abusos domésticos. Después de dejar su trabajo en Fruit Belt Community Land Trust para presentarse a las elecciones, trabajó como repartidora de comida para DoorDash.

Walton, además, señaló los problemas legales del pasado como ejemplos de las tensiones en las comunidades de bajos ingresos. En 2003, se le ordenó devolver US$295 de sobrepago de cupones de alimentos después de no informar sobre sus ingresos que la descalificarían cuando tenía 21 años. Hacia el final de su campaña, su coche fue confiscado por multas de estacionamientos no solventadas.

La campaña de Walton también se vio envuelta en una narrativa de “reducción de la financiación de la policía” que los opositores tacharon como una visión radical y poco realista, en desacuerdo con las normas estadounidenses, mientras que Brown se apoyó en los grupos republicanos y los partidarios de Donald Trump que llevaron su mensaje.

El Comité Estatal Republicano promovió a Brown en correos que elogiaban su “liderazgo efectivo y de sentido común” y advertían contra la “agenda radical” de Walton que “destruirá Búfalo.”

Walton propuso desplegar un cuerpo de primeros auxilios formado por trabajadores sociales y otros profesionales de la salud mental, en lugar de depender de la policía.

La directora del Partido de las Familias Trabajadoras de Nueva York, Sochie Nnaemeka, dijo que está “claro que Búfalo está experimentando una gran transformación”, independientemente del resultado de las elecciones. “India Walton ha demostrado lo que es posible cuando los trabajadores se unen y desafían el statu quo político”, dijo.

“Tenemos que demostrar que podemos hacer las cosas bien. Tenemos que demostrar que podemos gobernar en puestos ejecutivos. Si lo hacemos en Búfalo, podemos hacerlo en cualquier lugar”, dijo Ocasio-Cortez durante un mitin a favor de Walton el mes pasado.

Los expertos señalaron la pérdida de Walton en Búfalo como evidencia de la inestabilidad política de la izquierda frente a un frágil statu quo demócrata, que potencialmente se enfrenta a una masacre en las elecciones intermedias de 2022. Pero su victoria podría haber demostrado el potencial de su partido en la gran carpa.

“Hemos luchado todo lo que hemos podido. Lo dejamos todo en el campo. Hoy creo, con más fervor que nunca, que llegará la hora en la que, por fin, llevemos el poder a la gente que transita a pie en esta ciudad. Construiremos el Búfalo seguro y saludable que todos necesitamos y merecemos”, dijo Walton en un comunicado.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged in