Cardenal que compartió teorías de conspiración sobre vacunas está hospitalizado y conectado a ventilador

El cardenal Raymond Burke aseguró en el pasado que las vacunas inyectaban un microchip en la población

Clara Hill
miércoles 18 agosto 2021 19:06

El papa Francisco califica de “negacionismo suicida” al movimiento antivacunas.

Un cardenal católico que expresó opiniones escépticas sobre la vacuna COVID-19 se encuentra actualmente conectado a ventilador tras contraer la enfermedad en Wisconsin, según sus redes sociales.

El cardenal Raymond Burke anunció que había dado positivo por COVID la semana pasada durante una visita a su estado natal desde Roma. Pidió a sus seguidores que oraran por él mientras luchaba contra el virus.

Él tuiteó: “¡Alabado sea Jesucristo! Deseo informarles que recientemente he dado positivo por el virus COVID-19. Gracias a Dios, estoy descansando cómodamente y recibiendo una excelente atención médica. Oren por mí al comenzar mi recuperación. Confiemos en la Divina Providencia. Dios lo bendiga."

Sin embargo, la condición del hombre de 73 años ha empeorado desde entonces, lo que lo llevó a ser conectado a un respirador en un hospital. La actualización fue proporcionada por un portavoz en su cuenta de Twitter.

“El cardenal Burke ha sido ingresado en el hospital con COVID-19 y está siendo asistido por un ventilador. Los médicos se sienten alentados por su progreso. Él rezó fielmente el Rosario por los que padecían el virus. En esta Vigilia de la Asunción, recemos ahora el Rosario por él”, decía el tuit.

Se ha visto con frecuencia al cardenal Burke sin cubrebocas. No se sabe si está vacunado contra COVID-19, pero ha hecho declaraciones públicas en las que destaca el sentimiento anti-vacuna.

En mayo de 2020, dijo, "la vacunación en sí no se puede imponer, de manera totalitaria, a los ciudadanos".

Durante el mismo discurso virtual, el cardenal Burke hizo eco de las teorías de la conspiración, diciendo que la vacuna inyecta "una especie de microchip" que permite que las personas "sean controladas por el Estado en materia de salud y otros asuntos que sólo podemos imaginar".

Leer más: Vinculan 203 casos de COVID-19 al festival Lollapalooza

En diciembre de 2020, se refirió al coronavirus como "el misterioso virus de Wuhan", un término despectivo utilizado por el expresidente Donald Trump. También afirmó que la gente estaba usando la pandemia para "avanzar en su agenda malvada".

En un comunicado, el Vaticano dijo que todas las vacunas COVID disponibles eran "moralmente aceptables". Tanto el Papa emérito Benedicto XVI como el Papa Francisco han recibido dos dosis de la vacuna Pfizer.

De 1995 a 2004, el cardenal Burke fue obispo de la diócesis de La Crosse en Wisconsin. Entre 2004 y 2008, se desempeñó como arzobispo de St. Louis. Después de esto, se integró al Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica del Vaticano. El Papa Francisco lo relevó de este cargo en 2014.

El cardenal Burke ha sido un crítico vocal del Papa Francisco, oponiéndose a sus puntos de vista sobre las personas divorciadas que toman la Comunión, el aborto y las cuestiones LGBT +.