Sydney Sutherland: Agricultor se declara culpable de asesinar a una enfermera desaparecida tras unirse a su búsqueda

Quake Lewellyn se unió a la búsqueda de Sutherland y se convirtió en miembro de un grupo de Facebook dedicado a encontrarla

Bevan Hurley
martes 05 octubre 2021 15:51

Estados Unidos: así surgió la “Marcha de las Mujeres” en defensa del derecho al aborto

Read in English

Un agricultor de Arkansas fue condenado a cadena perpetua después de declararse culpable de la violación y asesinato de la enfermera Sydney Sutherland.

Quake Lewellyn, de 29 años, revocó su declaración de no culpabilidad en una comparecencia ante la corte el viernes, después de firmar un acuerdo de declaración de culpabilidad con los fiscales para evitar la pena de muerte.

Los fiscales desestimaron los cargos de secuestro y abuso de un cadáver.

Sutherland, de 25 años, desapareció en agosto de 2020 mientras hacía ejercicio cerca de Newport, Arkansas.

Después de su desaparición, Lewellyn se unió a los voluntarios que buscaban a Sutherland y se convirtió en miembro de un grupo de Facebook dedicado a encontrarla.

Fue encontrada dos días después de su desaparición en una tumba poco profunda no lejos de su residencia.

Lewellyn fue arrestado unos días después y afirmó que la había atropellado con su camioneta, luego la violó y enterró su cuerpo, según una declaración jurada.

Las fuerzas del orden dijeron que se conocían, pero no revelaron más detalles.

Leer más: Gabby Petito: Todo lo que sabemos sobre la misteriosa desaparición de la YouTuber en un viaje por carretera

En la comparecencia ante el tribunal en el condado de Jackson el viernes, la madre de la víctima, Maggie Sutherland, dijo a Lewellyn que la mirara mientras leía una declaración de impacto.

“Mírame a los ojos”, dijo.

“La trataste como si nada, pero ella lo era todo para mí. No solo mataste a Sydney ese día, algo en mí también murió”, añadió.

"Ella no era tuya para que la tomaras".

“Las manos con las que me abrazaste son las mismas manos con las que la mataste”, declaró, refiriéndose a una interacción que tuvieron mientras buscaban a Sutherland.

Sam Sutherland, hermano de Sydney, hizo que una persona de apoyo leyera su declaración, según Kark.com.

"Todas las noches ha estado sin dormir, con la esperanza de que sea un mal sueño", dijo. "Deseo, espero y rezo para que Dios no tenga absolutamente ninguna misericordia de tu alma".

El padre de Sydney, Dion Sutherland, llamó a Lewellyn "un cobarde de 300 libras (136 kilogramos) que golpeó a mi hija de 100 libras (45 kilogramos) con un camión de tres mil libras (mil 360 kilogramos)".

Después de la audiencia en la corte, el abogado de Lewellyn, Bill James, declaró: “Obviamente, mi cliente quería aceptar la responsabilidad por lo que había hecho.

“La familia de Sutherland había ofrecido esta misericordia y la aceptamos. Ciertamente estamos agradecidos por eso. Simplemente fue lo correcto para Quake y para todos los involucrados".