Comité antidisturbios del Capitolio votará una medida de desacato penal contra Steve Bannon

El Comité Selecto no tolerará el desafío a las citaciones

Andrew Feinberg
viernes 15 octubre 2021 15:24

Schiff advierte que Bannon y Scavino podrían ser procesados.

Read in English

El comité de la Cámara de Representantes que investiga la insurrección del 6 de enero en el Capitolio votará el martes el inicio de un procedimiento penal por desacato contra el exasesor de Trump, Steve Bannon.

Bannon debía prestar su declaración ante el comité el jueves, pero en una carta, su abogado dijo que su cliente no cooperaría porque el expresidente Donald Trump le ha ordenado que no lo haga, citando una dudosa reclamación de privilegio ejecutivo.

En un comunicado, el presidente del Comité Selecto para Investigar el Ataque al Capitolio del 6 de enero, Bennie Thompson, aseguró que Bannon “se ha negado a cooperar con el Comité Selecto y, en su lugar, se esconde detrás de las declaraciones insuficientes, generales y vagas del expresidente sobre los privilegios que ha pretendido invocar”.

“Rechazamos su posición por completo”, indicó Thompson. “El Comité Selecto no tolerará el desafío a nuestras citaciones, por lo que debemos avanzar con los procedimientos para remitir a Bannon por desacato penal. He notificado al Comité Selecto que nos organizaremos para una reunión de trabajo el martes por la noche para votar sobre la adopción de un informe de desacato”.

Thompson mencionó que su comité “utilizará todas las herramientas a su disposición para obtener la información que busca”, y prometió que los intentos de bloquear los esfuerzos del organismo “no tendrán éxito”.

Si tanto la mayoría del comité -formado por siete demócratas, más los representantes republicanos Adam Kinzinger y Liz Cheney- como la mayoría del pleno de la Cámara de Representantes votan a favor de autorizar una denuncia por desacato penal contra Bannon, dicha denuncia sería enviada por la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, al fiscal del distrito de Columbia, que está obligado por ley a presentar los cargos por desacato ante un gran jurado.

Mientras que las administraciones anteriores se han negado a menudo a actuar sobre las remisiones de desacato penal del Congreso, la Secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, indicó la semana pasada que la administración Biden “por supuesto” seguiría la ley. Si se le declara culpable de desacato al Congreso, Bannon -que ya se enfrentó a una pena de prisión por cargos de fraude que fueron desestimados tras un indulto de última hora de Trump- podría pasar hasta un año tras las rejas.

El comité también ha emitido citaciones a una serie de otras exfiguras de la administración Trump, incluyendo el exjefe de gabinete adjunto Daniel Scavino, el jefe de gabinete Mark Meadows y el ex funcionario del Departamento de Defensa Kashyap Patel. Además de un quinto, el exfuncionario del Departamento de Justicia, Jeffrey Clark, que fue anunciado el miércoles.

Leer más: Trump se queja de “mentiras, exageraciones y fraudes” en la cobertura de los disturbios en el Capitolio

Aunque dejó el cargo hace casi un año, Trump sigue alegando que puede invocar el privilegio ejecutivo para evitar que sus exayudantes testifiquen ante el comité. Sin embargo, la mayoría de los expertos legales dicen que su posición no está respaldada por la ley ni por los hechos, y que el privilegio pertenece únicamente al presidente Joe Biden.

Biden, a través de la consejera de la Casa Blanca, Dana Remus, ha decidido renunciar a ese privilegio debido a las circunstancias únicas de la insurrección del 6 de enero.

Thompson sugirió que otros testigos de la administración Trump podrían estar cooperando con su comité, a pesar de los deseos de su antiguo jefe en sentido contrario.

“Estamos agradecidos a los muchos individuos que están participando voluntariamente y a los testigos que están cumpliendo con las citaciones, incluyendo varios que cumplieron con la fecha límite para comenzar a producir materiales para el Comité Selecto”, aseguró.

“Estamos avanzando rápidamente para obtener respuestas para el pueblo estadounidense sobre lo que ocurrió el 6 de enero y ayudar a preservar el futuro de la democracia estadounidense”.

Bannon no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios de The Independent.