Escándalo Varsity Blues: Sobornos y trampas en los exámenes de admisión en universidades de élite de EEUU

El autor intelectual de un escándalo nacional de sobornos para manipular el proceso de selección en universidades prestigiosas de EEUU está por ser condenado en las próximas horas

Alanna Durkin Richer
miércoles 04 enero 2023 17:02
EEUU-UNIVERSIDADES-SOBORNOS
EEUU-UNIVERSIDADES-SOBORNOS

El autor intelectual de un escándalo nacional de sobornos para manipular el proceso de selección en universidades prestigiosas de Estados Unidos, será condenado el miércoles, después de que ayudó a las autoridades a conseguir la condena de muchos padres adinerados implicados en su trama para que sus hijos fueran admitidos tramposamente en escuelas a nivel nacional.

Los fiscales federales están pidiendo una pena de seis años tras las rejas para Rick Singer, quien durante más de una década ayudó a que jóvenes de padres acaudalados —que a menudo no lo merecían— ingresaran en algunas de las escuelas más selectas del país mediante calificaciones falsas en exámenes y credenciales deportivas manipuladas.

El escándalo puso en ridículo a universidades de élite de todo el país, arrojó luz sobre el hermético sistema de admisiones, que ya se consideraba amañado en favor de los ricos, y dejó al descubierto las medidas que algunos padres tomaban con tal de que sus hijos ingresaran en la universidad de su elección.

Desde marzo de 2019, padres acaudalados se han declarado culpables de pagar sumas cuantiosas para ayudar a sus hijos a ingresar a universidades usando grados o credenciales deportivas falsas. El grupo, que incluye a las actrices Felicity Huffman y Lori Loughlin y el esposo de esta última, el diseñador de modas Mossimo Giannulli.

Singer, de 62 años, comenzó a cooperar en secreto con los investigadores y trabajó con el FBI para grabar cientos de llamadas telefónicas y reuniones antes de que decenas de padres y entrenadores deportivos fueran arrestados en marzo de 2019. Más de 50 personas, incluidas populares actrices de televisión y empresarios prominentes, fueron detenidas y declaradas culpables en el caso que las autoridades denominaron Operación Varsity Blues.

En los casi cuatro años transcurridos desde que el escándalo apareció en los titulares de los periódicos, Singer permaneció fuera de la cárcel y se mantuvo mayormente en silencio público. Nunca fue llamado como testigo por los fiscales en los casos que fueron a juicio, pero tendrá la oportunidad de dirigirse a la corte el miércoles antes de que el juez dicte su pena en la corte federal de Boston.

En una carta al juez, Singer culpó de sus acciones a su actitud de “ganar a toda costa”, que aseguró que fue causada en parte por un trauma infantil reprimido. Su abogado pidió tres años de libertad condicional o, si el juez lo considera necesario, seis meses tras las rejas.

“Al desdeñar lo que era moral, ético y legalmente correcto a favor de ganar lo que percibí como el ‘juego’ de admisión a la universidad, lo perdí todo”, escribió Singer.

Singer se declaró culpable en 2019 de cargos que incluyen asociación ilícita y lavado de dinero. Al final, decenas de personas se declararon culpables de los cargos, mientras que dos padres fueron condenados en juicio.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in