Stay up to date with notifications from The Independent

Notifications can be managed in browser preferences.

Sentencian a hombre de NY que mató a mujer que ingresó por error en camino de vivienda

Michael Hill
Viernes, 01 de marzo de 2024 15:29 EST
EEUU-ASESINO SENTENCIADO
EEUU-ASESINO SENTENCIADO (AP)

Un hombre que mató a una joven de 20 años al disparar contra la camioneta SUV en que ella viajaba cuando ingresó por error en el camino de acceso a la vivienda del acusado en el norte de Nueva York recibió una sentencia que puede ir de 25 años a cadena perpetua.

Kevin Monahan, de 66 años, fue condenado por el asesinato en segundo grado de Kaylin Gillis, cometido en abril. Ella viajaba en una caravana de dos autos y una motocicleta que trataba de salir del lugar tras ingresar por error en el largo y sinuoso camino de la propiedad de Monahan cuando buscaban una fiesta en la casa de otra persona en la ciudad de Hebron.

“Creo que es importante que la gente sepa que no está bien disparar y matar a las personas que conducen por su camino de entrada”, dijo el juez Adam Michelini. Aparte del efecto disuasorio más amplio, Michelini dijo que es importante que Monahan permanezca tras las rejas en lugar de tener la libertad de dañar a más personas.

El juez dictó la sentencia máxima después que el padre, el novio y el mejor amigo de Gillis le contaran a Monahan y a la sala abarrotada del tribunal sobre su angustia y el vacío inconmensurable en sus vidas.

“Kaylin era un alma dulce y amorosa, algo que sólo puedes desear lograr”, dijo su novio Blake Walsh desde el estrado, ante un Monahan inexpresivo. “Kaylin era todo lo que desearías poder ser. Nunca podré perdonarte por tus acciones. Ni siquiera lo pensaría”.

El juez impuso a Monahan una sentencia que puede ir de 25 años a cadena perpetua por el asesinato en segundo grado, y asignó una sentencia consecutiva que puede ir de un año y un tercio a cuatro años de prisión por manipular la evidencia física. Simultáneamente, se impondrá una sentencia por imprudencia temeraria.

Michelini reprendió a Monahan por no mostrarse arrepentido.

“Usted mató a Kaylin Gillis. Usted le disparó a un auto lleno de personas y no le importó lo que pudiera pasar, y mintió repetidamente al respecto. Merece pasar en prisión el tiempo máximo permitido por la ley”, dijo el juez.

Los fiscales habían solicitado la pena máxima. La defensa pidió clemencia. Monahan declinó hablar cuando tuvo la oportunidad. Fue conducido fuera de la sala entre aplausos y un grito de “cobarde” desde la galería.

Los abogados de la defensa dijeron que apelarán la sentencia.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in