Un olvidado pueblo de Utah, sumergido bajo el agua, reaparece en medio de la sequía

El retroceso del agua ha dejado al descubierto carreteras y edificios que antes utilizaban los residentes

Sam Hancock
viernes 24 septiembre 2021 16:02
La sequía extrema y una desigual ley del agua en Oregón agrava la situación de los agricultores
Read in English

Un pueblo que quedó sumergido bajo el agua durante el proyecto de una presa ha resurgido después de más de 60 años.

El pueblo de Rockport, en Utah, desapareció por completo en 1957, cinco años después de que la Casa Blanca diera luz verde a la construcción de la presa de Wanship, que creó el embalse de Rockport.

No más de 200 residentes vivieron en la zona antes de que fuera abandonada por completo, a pesar de que ya estaba asentada en 1860, según los Parques Estatales de Utah.

Se cree que sólo 27 familias vivían en el pequeño pueblo, situado en una parte estrecha del valle de Weber, en la desembocadura del cañón de Three Mile, en el momento en que el gobierno estadounidense siguió adelante con los planes para ahogar el lugar.

Sin embargo, las condiciones de sequía, que hicieron que el agua retrocediera hasta el 26% de su capacidad en las últimas semanas, dejaron al descubierto los cimientos de Rockport por primera vez en 64 años.

El piloto de pruebas de drones Devon Dewey, que viajó al lugar, compartió recientemente impactantes imágenes de los caminos y restos de casas que se podían ver.

“Fue realmente interesante estar de pie en un mirador del embalse y ver los débiles rastros de los cimientos de las antiguas casas y una carretera, todo por debajo de donde el agua estaría normalmente”, comentó a KSL News.

Dewey añadió que los restos de la antigua ciudad son más claros desde un punto de vista aéreo.

Leer más: Ordenan cortes de agua que afectan a 25 millones de personas en el río Colorado en medio de la sequía

“Toda la zona es bastante plana y uniforme, así que aunque los cimientos son viejos y en su mayoría han desaparecido, todavía se pueden ver claramente si se sabe dónde mirar”, precisó.

“Utilizar un dron para obtener una perspectiva más alta ayudó a ver dónde estaban las estructuras”.

Los residentes de Rockport protestaron en su momento contra el desarrollo del embalse, pero la Casa Blanca siguió adelante y compró el valle, antes de sumergir a toda la comunidad.

Algunos de los edificios fueron retirados para poder conservarlos para la historia.

Se llevaron a Pioneer Village, al Parque de Atracciones Lagoon de Farmington.

Tras la sequía de este año, la rampa para barcos del embalse se cerró durante el verano. Sólo se permite la navegación de pequeñas embarcaciones y motos acuáticas, aunque los funcionarios han aconsejado a la gente que lo haga “bajo su propio riesgo”.

Los funcionarios han dicho que los interesados en ver el lugar deben ser cautelosos y utilizar drones si quieren ver los restos de la “ciudad fantasma”.

A pesar de que los niveles del agua han disminuido, el suelo puede estar embarrado por años de estar bajo el agua, lo que lo hace menos estable, dijeron.