Ordenan cortes de agua que afectan a 25 millones de personas en el río Colorado en medio de la sequía

Los embalses del río Colorado han alcanzado mínimos históricos

Josh Marcus
martes 17 agosto 2021 20:51
Las sequías ponen en peligro la producción de almendra en California
Read in English

En medio de una sequía histórica impulsada por la crisis climática, el gobierno federal ha declarado por primera vez la escasez de agua en las presas y embalses alimentados por el río Colorado. Esto desencadena cortes de agua automáticos, efectivos el próximo enero, que podrían afectar a más de 25 millones de personas en el suroeste de Estados Unidos, las naciones tribales y México.

Los niveles de agua del lago Mead, el mayor embalse de EE.UU. por volumen, están en su punto más bajo desde la década de 1930, cuando el embalse se llenó por primera vez tras la construcción de la presa Hoover.

Los recortes serán más profundos en Arizona, que verá reducida en casi un 20% su cuota de agua del río Colorado. Los agricultores del estado, más que las ciudades, se llevarán la peor parte de las reducciones, y muchos han informado de que están plantando menos o diferentes cultivos en previsión.

“A medida que continúe esta inexorable disminución del suministro, la escasez que estamos empezando a ver implementada no hará más que aumentar”, aseguró a The New York Times Jennifer Pitt, que dirige el programa del río Colorado en la National Audubon Society. “Una vez que estamos en ese tren, no está claro dónde se detiene”.

Uno de los principales impulsores de la escasez es la crisis climática, y la forma en que ésta exacerba los ciclos de sequía existentes de forma natural. La semana pasada, antes del anuncio del Departamento del Interior sobre el río, el Monitor de Sequía de EE.UU. declaró que el 95% de Occidente se encuentra en una sequía, el nivel más alto jamás registrado. Aunque sin precedentes, el anuncio de escasez de agua no es una sorpresa. Los estados a lo largo de la cuenca superior del río Colorado, Wyoming, Colorado, Utah y Nuevo México, junto con los estados de la cuenca inferior, California, Nevada y Arizona, negociaron los recortes en 2019, junto con las naciones tribales y los funcionarios mexicanos.

Los recortes anunciados el lunes sólo afectarán a los estados de la cuenca baja.

Sin embargo, el resto del Oeste no debería ser complaciente. Si los niveles de agua siguen bajando, como se espera que ocurra, podrían producirse recortes más profundos para las numerosas comunidades que dependen tanto de los elementos naturales como de los creados por el hombre en la cuenca del Colorado, donde viven unos 40 millones de personas.

Leer más: Nieve casi desaparece del Monte Rainier de Washington, mientras 34 estados se preparan para otra ola de calor

“Es un río muy importante”, dijo a la CBS Sarah Porter, directora del Centro Kyl para la Política del Agua de la Universidad Estatal de Arizona. “Se le solía llamar el Nilo de Occidente, lo que es casi imposible de creer hoy en día”.