El fiscal general interino de Trump se niega a decir si discutió anular los resultados de las elecciones

El Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes interroga a los funcionarios de Trump sobre la respuesta a la insurrección del Capitolio

Alex Woodward
miércoles 12 mayo 2021 17:52
Líderes mundiales reaccionan al asalto contra el Capitolio de los Estados Unidos
Read in English

El fiscal general interino de Donald Trump se ha negado a responder si discutió con el expresidente los esfuerzos para anular o rechazar los resultados de las elecciones en el período previo al 6 de enero.

Jeffrey Rosen dijo a los miembros del Comité de Supervisión de la Cámara el miércoles que se reunió con el expresidente el 3 de enero, pero solo dijo que su conversación "no se relacionaba con la planificación y los preparativos para los eventos del 6 de enero".

En una acalorada ronda de preguntas, el representante demócrata Gerry Connolly presionó a Rosen para que respondiera si esas conversaciones implicaban el rechazo de los resultados de las elecciones.

"Creo que el pueblo estadounidense tiene derecho a una respuesta, señor Rosen", dijo.

Rosen dijo que no hablaría de conversaciones "privadas" en la Casa Blanca.

El comité se reunió el miércoles para presionar a Rosen y al exsecretario de Defensa interino Christopher Miller, en sus primeras apariciones frente a los legisladores desde la insurrección en el Capitolio, sobre cómo y por qué la policía federal no pudo contener a cientos de alborotadores pro-Trump mientras asaltaban los pasillos del Capitolio en un intento de amenazar a los legisladores en el interior, a pesar de las advertencias en las redes sociales y entre las agencias de inteligencia y otras agencias federales sobre posibles amenazas.

Según los informes, el abogado del Departamento de Justicia, Jeffrey Clark, y Trump discutieron destituir a Rosen con el fin de usar la agencia para rechazar los resultados de las elecciones en Georgia, según The New York Times.

Luego, según los informes, Rosen buscó reunirse con Trump el 3 de enero, después de que el expresidente llamara al secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger, en un aparente esfuerzo por presionar al estado para que respaldara sus falsas afirmaciones, acerca de que Trump recibió miles de votos a favor para ganar el estado.

Leer más: Trump contrata a un abogado para luchar contra la demanda de un oficial de policía del Capitolio

Cuando se le preguntó anteriormente si cree que las elecciones le fueron "robadas" a Trump, ya que el expresidente continúa insistiendo falsamente, Rosen dijo: "No se presentaron pruebas de un fraude generalizado de una escala suficiente para anular las elecciones".

Pero cuando se le preguntó sobre sus conversaciones con Trump, Rosen se negó a decir si estaban involucradas en las elecciones en sí.

“Respetuosamente, no creo que sea mi papel hoy aquí discutir las comunicaciones con el presidente en la Oficina Oval o la Casa Blanca”, dijo.

Afirmó que no está autorizado, aunque no estaba claro, quién o qué le impide responder a las preguntas del comité.

"Tuvimos una insurrección sin precedentes que provocó siete muertes... ¿Y estás diciendo que esta es una comunicación privilegiada?", dijo Connolly.

Trump y sus aliados presentaron decenas de impugnaciones legales, ninguna de las cuales se llevó a cabo en los tribunales ni fueron retiradas o desestimadas por falta de pruebas, a raíz de su derrota electoral.

Su campaña, los funcionarios de la administración, el Departamento de Justicia, el FBI y los funcionarios electorales estatales no han presentado ninguna evidencia de fraude generalizado en las elecciones de 2020. Múltiples recuentos manuales y auditorías en estados en disputa han confirmado la elección de Biden.

"Dejemos que el registro se refleje, esta es la razón por la que es tan difícil llegar a la verdad porque la gente no quiere responder preguntas directas", dijo el representante estadounidense Kweisi Mfume, quien también presionó a Rosen para que respondiera preguntas sobre su reunión con Trump.