Fotos muestran los restos submarinos del avión Boeing que se estrelló frente a la costa de Hawái

“Esto no tiene buena pinta, puede avisar a los guardacostas”, dijo el piloto al control de tráfico aéreo mientras perdía los motores del avión

Gustaf Kilander
lunes 12 julio 2021 16:40
Tiburones tigre se acercan a la costa para alimentarse de cadáveres de ballenas en Hawái
Read in English

Se han publicado imágenes inquietantes del avión de carga que realizó un aterrizaje de emergencia en las aguas de la costa de la isla hawaiana de Oahu el 2 de julio.

Las fotos, publicadas por la Junta Nacional de Seguridad del Transporte el viernes, muestran los restos del avión en el fondo del océano.

El avión de carga Boeing 737-200 fue localizado a unos tres kilómetros en el océano desde Ewa Beach, al oeste de Honolulu. Los dos miembros de la tripulación fueron rescatados después de que el piloto abandonara el avión en el agua.

La NTSB dijo en un comunicado el viernes que diferentes partes del avión siniestrado, como el fuselaje de popa con las dos alas, la cola con los dos motores y el fuselaje de proa, se encontraron en aguas a profundidades de entre 360 y 420 pies (110 y 128 metros).

La junta precisó que es demasiado profundo para enviar buzos a recuperar los datos de vuelo y las grabadoras de voz de la cabina. Pero un equipo de investigación está elaborando un plan para recuperar el avión.

Para encontrar el avión se utilizó un sonar de barrido lateral y un vehículo teledirigido.

La junta de seguridad dijo que se comprobó el funcionamiento de otro avión abastecido de combustible la misma noche y que no se descubrió ninguna irregularidad.

Uno de los tripulantes del vuelo 810 de Transair fue trasladado al hospital en helicóptero tras el aterrizaje forzoso, el otro fue rescatado en barco. El avión que pilotaban fue construido en 1975.

Leer más: United Airlines comprará aviones supersónicos capaces de volar de NY a Londres en menos de cuatro horas

La tripulación informó de que tenía problemas con los motores y planeaba dar la vuelta justo después de despegar del aeropuerto internacional Daniel K Inouye de Honolulu a la 01:33 de la madrugada, hora local. Volaban hacia Maui, otra isla hawaiana.

La NTSB ha dicho que ha realizado más de una docena de entrevistas con la tripulación y con personal de Transair y de la Administración Federal de Aviación. La causa del accidente sigue sin estar clara.

El piloto, de 50 años, que sufrió una herida en la cabeza y varios cortes, pudo abandonar el hospital a principios de esta semana.

El piloto y el copiloto fueron rescatados por los guardacostas de Estados Unidos mientras se agarraban a los paquetes y a la cola del Boeing 737 para seguir flotando en el océano Pacífico.

Los pilotos informaron de que un motor estaba averiado y hay indicios de que la aeronave no estaba lo suficientemente alta como para poder regresar a Honolulu, lo que provocó el aterrizaje de emergencia en el mar.

Rhoades Aviation Inc era el operador del avión. La empresa vuela con el nombre de Transair, que es una de las mayores aerolíneas de carga de Hawái y está en activo desde 1982.

Según una grabación de LiveATC, un sitio que difunde las comunicaciones del control del tráfico aéreo, el piloto dijo al control del tráfico aéreo de Honolulu: “Hemos perdido el motor número uno, vamos directamente al aeropuerto.

“Vamos a necesitar a los bomberos, existe la posibilidad de que perdamos el otro motor, está funcionando con mucho calor”.

“No se ve bien aquí - es posible que desee informar a la Guardia Costera también”, indicó.

Los pilotos informaron de la pérdida del segundo motor a las 01:46 horas y de que se veían obligados a abandonar el avión en el agua.