En un estudio de mujeres embarazadas, los científicos detectaron 109 sustancias químicas, 55 de las cuales nunca antes se habían visto en humanos y 42 de las cuales tienen fuentes desconocidas

Científicos de California detectan 42 sustancias químicas “misteriosas” en mujeres embarazadas nunca antes vistas en humanos

El profesor dice que es “alarmante que sigamos viendo que ciertos productos químicos viajan de las mujeres embarazadas a sus hijos, lo que significa que estos productos químicos pueden estar con nosotros durante generaciones”

Gustaf Kilander@GustafKilander
martes 23 marzo 2021 15:37
Read in English

En un estudio de mujeres embarazadas, los científicos detectaron 109 sustancias químicas, 55 de las cuales nunca antes se habían visto en humanos y 42 de las cuales tienen fuentes desconocidas.

Los científicos de la Universidad de California en San Francisco encontraron las sustancias químicas en la sangre de las mujeres, así como en sus hijos recién nacidos, lo que posiblemente signifique que las sustancias químicas habrán llegado a los niños a través de la placenta de la madre, según la universidad.

Agregaron que la fuente más probable de los productos químicos son las fuentes industriales y los productos de consumo.

La Dra. Tracey Woodruff, profesora de obstetricia, ginecología y ciencias reproductivas en UCSF, dijo: "Estos químicos probablemente han estado en las personas durante bastante tiempo, pero nuestra tecnología ahora nos está ayudando a identificar más de ellos", según SciTechDaily.

Añadió: "Es alarmante que sigamos viendo que ciertos productos químicos viajan de las mujeres embarazadas a sus hijos, lo que significa que estos productos químicos pueden estar con nosotros durante generaciones".

Leer más: “De gran preocupación”; encuentran microplásticos en placentas de mujeres embarazadas

Los productos químicos se pueden clasificar provisionalmente utilizando bibliotecas químicas, que son colecciones de moléculas, pero la confirmación requiere el acceso a "productos químicos puros" elaborados por los fabricantes llamados "estándares analíticos". Los fabricantes no siempre dan acceso a estos.

El becario postdoctoral de la Universidad de California en San Francisco, Dimitri Panagopoulos Abrahamsson, dijo que “las nuevas tecnologías son prometedoras al permitirnos identificar más sustancias químicas en las personas, pero los hallazgos de nuestro estudio también dejan en claro que los fabricantes de sustancias químicas deben proporcionar estándares analíticos para que podamos confirmar la presencia de productos químicos y evaluar su toxicidad”, según SciTechDaily.

De las 109 sustancias químicas encontradas, 40 se utilizan para hacer que varios materiales sean más flexibles, 28 se utilizan en cosméticos, 25 se utilizan en productos de consumo, 29 se utilizan como productos farmacéuticos, 23 como pesticidas y tres como retardadores de llama.

Siete son compuestos PFAS, que según la EPA son "un grupo de productos químicos artificiales" que se ha "fabricado y utilizado en una variedad de industrias en todo el mundo, incluso en los Estados Unidos, desde la década de 1940".

Los compuestos PFAS se utilizan en alfombras y tapizados, entre otras cosas. Los investigadores agregaron que los productos químicos también pueden tener otros usos.

De las 55 sustancias químicas que no se encontraban anteriormente en los seres humanos, una se usa como pesticida, mientras que dos son PFAS que "probablemente se usan en la fabricación de utensilios de cocina antiadherentes y telas impermeables", según la universidad.

Diez se utilizan como plastificantes, que se pueden encontrar en cosas como envases de alimentos, platos de papel y pequeños electrodomésticos. Dos se utilizan en cosméticos y cuatro son productos químicos de alto volumen de producción, que la EPA describe como productos químicos "que se fabrican o importan a los Estados Unidos en cantidades iguales o superiores a un millón de libras por año".

Tracey Woodruff dijo: "Es muy preocupante que no podamos identificar los usos o fuentes de tantos de estos productos químicos", y agregó que "la EPA debe hacer un mejor trabajo para exigir a la industria química que estandarice sus informes de compuestos y usos químicos" y deben usar su autoridad para asegurarse de que tengamos la información adecuada para evaluar los posibles daños a la salud y eliminar del mercado los productos químicos que representan un riesgo".

Un portavoz de la EPA le dijo a The Independent que la agencia "revisará el estudio, valoramos el uso de la mejor ciencia disponible en nuestros procesos de toma de decisiones".