Texas provoca indignación al decir que la prohibición del aborto “estimula” el comercio interestatal

“Las pruebas que existen en el registro sugieren que, en todo caso, la Ley está estimulando en lugar de obstruir los viajes interestatales", escribieron los altos funcionarios legales de Texas en una presentación judicial

Nathan Place
viernes 01 octubre 2021 13:09
Algunas de las políticas más restrictivas vigentes respecto al aborto
Read in English

En su última defensa de su nueva y estricta ley antiaborto, Texas afirma que los viajes de mujeres desesperadas que buscan abortos en otros estados están “estimulando” el comercio interestatal.

Este argumento, que ha enfurecido a los grupos de defensa de los derechos de la mujer, aparece en una presentación judicial de los máximos responsables jurídicos de Texas para defenderse de una demanda del gobierno estadounidense. El Departamento de Justicia ha interpuesto un recurso para detener la aplicación de la Ley 8 del Senado, la prohibición casi total de los abortos en Texas, y ha citado su impacto en el comercio interestatal como una de las razones para bloquearla.

En un escrito legal presentado el miércoles, Texas señaló que ese argumento no es aplicable.

“En este caso, el gobierno federal no presenta una demanda de comercio, ni cita ninguna prueba real de que la Ley de latidos del corazón de Texas suponga una carga para el comercio interestatal”, confirmó el estado. “Las pruebas que sí existen en el expediente sugieren que, en todo caso, la Ley está estimulando en lugar de obstruir los viajes interestatales”.

A continuación, el documento remite al lector a las secciones “que señalan el aumento de mujeres de Texas que viajan a Oklahoma” y “lo mismo para Kansas”.

La Unión Americana de Libertades Civiles expresó su indignación por el escrito.

“Mientras miles de tejanas embarazadas que buscan atención médica esencial y urgente se ven obligadas a huir del estado con desesperación, Texas afirma ahora que su prohibición del aborto, descaradamente inconstitucional, ha ‘estimulado’ los viajes interestatales”, declaró a Bloomberg Julia Kaye, abogada de la ACLU. “Es atroz que Texas intente sacar provecho de la catástrofe que crearon los políticos antiabortistas”.

Texas aprobó en mayo la ley SB8, que suprime todos los abortos después de que se pueda detectar el latido del corazón del feto. Normalmente, esto ocurre a las seis semanas de embarazo, un momento en el que muchas mujeres aún no saben que están embarazadas.

Leer más: MTG criticada por decir que el aborto debería prohibirse porque maternidad hace a mujeres “mejores personas”

A finales de agosto, los proveedores de servicios de aborto recurrieron al Tribunal Supremo de Estados Unidos para bloquear la ley, pero el alto tribunal se negó a intervenir.

Entonces, en septiembre, el gobierno de Biden intervino. Argumentando que la SB8 violaba el caso Roe v Wade, que legalizó el aborto, el Departamento de Justicia pidió a un tribunal federal de Texas que detuviera la aplicación de la ley.

“La legislación es claramente inconstitucional en virtud de los antiguos precedentes del Tribunal Supremo”, afirmó el fiscal general Merrick Garland en un comunicado. “Estados Unidos tiene la autoridad y la responsabilidad de garantizar que ningún estado pueda privar a las personas de sus derechos constitucionales a través de un esquema legislativo específicamente diseñado para impedir la reivindicación de esos derechos”.

Está previsto que el juez de distrito estadounidense Robert Pitman examine los argumentos de ambas partes en una audiencia el viernes.