Jefa de cártel conocida como ‘La Doña’ es encarcelada en EE. UU. luego del asesinato de sus hijos

'¿Quién va a ver a dos de sus hijos secuestrados y asesinados, y luego hacer algo para poner en riesgo al resto de su familia? Nadie va a hacer eso', dice el abogado defensor

Gustaf Kilander
viernes 06 agosto 2021 21:42
EE.UU. detiene por narcotráfico a Emma Coronel, la esposa del Chapo
Read in English

Una jefa del cártel conocida como “La Doña” fue condenada a 22 años de prisión en Estados Unidos, luego de que sus dos hijos fueran asesinados en ejecuciones que podrían haber sido una advertencia para que no cooperara con los fiscales estadounidenses.

Luz Irene Fajardo Campos también fue referida como “La Comadre” y “La Madrina”, palabras que denotan a una gran jefa.

Algunos de sus colaboradores también la llamaron Jenca, el nombre que estampó en algunos de los paquetes de cocaína que se enviaron a Estados Unidos.

Fajardo Campos recibió su sentencia a fines del mes pasado luego de dirigir una red internacional de narcotráfico junto con sus hijos adultos. Obtuvieron su cocaína en Colombia e importaron precursores químicos a México. Luego enviaron cocaína y metanfetamina a Estados Unidos, según los fiscales.

Fue sentenciada el 27 de julio en el Tribunal de Distrito de EE. UU. para el Distrito de Columbia por su papel en una "conspiración" para transportar "miles de kilogramos de cocaína y decenas de libras de metanfetamina" a Estados Unidos, dijo el Departamento de Justicia en comunicado de prensa.

Fue condenada por conspiración para distribuir cinco kilogramos o más de cocaína, y para fabricar y distribuir 500 gramos o más de metanfetamina en México, Colombia, Honduras, entre otros lugares, siendo consciente de que las sustancias llegarían a Estados Unidos. Su juicio duró siete días en diciembre de 2019.

La organización que dirigía con sus hijos era un "aliado prolífico" del Cártel de Sinaloa, según el DOJ.

Contrató pilotos e hizo tratos para comprar aviones con el fin de transportar la cocaína desde Colombia a México y Centroamérica, y se asoció con traficantes del Cártel de Sinaloa para llevar las drogas a Estados Unidos.

Leer más: Autodefensas en México: las mujeres toman las armas para integrarse en la lucha contra el narcotráfico

Su laboratorio de metanfetamina estaba ubicado en el desierto a las afueras de Hermosillo, en el noroeste de México, desde donde se transportaban las drogas a varios lugares de Estados Unidos, incluidos Tucson, Arizona y Jackson, Misisipi.

Sobornó a funcionarios encargados de hacer cumplir la ley en México y Colombia para usar un aeropuerto internacional para importar cocaína. También trató de sobornar a otros funcionarios para "asegurar el arresto de narcotraficantes rivales y la liberación de precursores químicos incautados en el puerto de embarque mexicano", declaró el Departamento de Justicia.

Fajardo Campos también fue condenada a cinco años de libertad supervisada y a perder 18 millones de dólares.

"Así como el papel de las mujeres está creciendo en negocios legítimos, ya que las mujeres han demostrado que son tan capaces como los hombres, si no más, la misma tendencia está ocurriendo en el mundo de las drogas", Bonnie Klapper, abogada que ha representado a varias mujeres narcotraficantes, dijo Vice.

La mujer de 57 años fue arrestada en el aeropuerto internacional de Bogotá, Colombia, en abril de 2017 antes de ser enviada a Estados Unidos. Los funcionarios expresaron durante su sentencia el 27 de julio que le habían "cortado la cabeza a la serpiente".

“Las narcotraficantes como Fajardo Campos desgarran el tejido mismo de nuestras comunidades”, señaló la agente especial a cargo de la Administración de Control de Drogas, Cheri Oz. "Ella ganó millones de dólares empujando miles de libras de veneno a las comunidades estadounidenses y al mismo tiempo alimentando la violencia y el crimen en todo Estados Unidos".

Tras su arresto, los hijos de Fajardo Campos fueron asesinados en Hermosillo, en el estado mexicano de Sonora, vecino al estado de Sinaloa.

El apellido de ambos hombres era Avilés Fajardo, pero se desconocen sus nombres de pila. Fueron secuestrados y luego sus cuerpos fueron encontrados desmembrados y quemados en un vehículo, informó Vice.

Documentos judiciales muestran que la salud mental de Fajardo Campos ha empeorado desde que fue detenida, lo que podría estar relacionado con la muerte de sus hijos. Es posible que los asesinatos fueran una advertencia a Fajardo Campos del Cártel de Sinaloa para que no colaborara con los fiscales estadounidenses en las investigaciones de otros cárteles mexicanos.

De ser así, se notó la insinuación violenta, porque Fajardo Campos se declaró inocente y procedió a juicio.

“Luz se sacrificó yendo a juicio por lo que les pasó a sus hijos”, declaró a Vice su abogado defensor, Robert Feitel. "Fue como una tragedia griega".

Los padres y hermanos de Fajardo Campos aún viven en Sinaloa.

“¿Quién va a ver a dos de sus hijos secuestrados y asesinados, y luego hacer algo para poner en riesgo al resto de su familia? Nadie va a hacer eso”, agregó Feitel.

Fajardo Campos creció en el negocio de las drogas, pero fue a la escuela para convertirse en abogada antes de ingresar al narcotráfico. Tenía conexiones desde Colombia hasta México a través de Panamá y Ecuador.

“Las mujeres son tan poderosas y diabólicas y tan organizadas como los hombres. Y en cierto nivel, la gente de la sociedad subestima a las mujeres”, comentó Feitel a Vice.

Klapper expuso que Fajardo Campos “no se diferenciaba de ningún otro traficante, salvo que resultaba ser mujer”.

“Muchos traficantes prefieren tratar con una mujer seria porque creen que será más responsable, menos propensa a consumir el producto y más confiable, ya que puede estar más preocupada por la seguridad de sus hijos”, agregó.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

By clicking ‘Create my account’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in