Millonario que murió en un accidente aéreo financiaba a un cártel de drogas, aseguran los fiscales federales

Marty Tibbitts financió la construcción de un submarino para transportar cocaína a través del Atlántico

Graeme Massie@graemekmassie
viernes 02 abril 2021 23:25

Decomisan un submarino que transportaba drogas en Colombia

Read in English

Un empresario millonario de Michigan que murió en un accidente aéreo llevaba una doble vida, financiando una red internacional de narcotraficantes, según fiscales federales.

Marty Tibbitts incluso estaba construyendo un submarino llamado "El Torpedo" para transportar cocaína a través del Atlántico, afirma una acusación federal recientemente revelada.

Tibbitts era director ejecutivo de la empresa de telecomunicaciones Clementine Live Answering Service, pero era conocido como "Dale Johnson" en el mundo del tráfico de drogas.

El entusiasta de la aviación de 50 años murió en un accidente aéreo en 2018, cuando el avión de combate antiguo que estaba pilotando se estrelló contra un establo lechero de Wisconsin, matando a 50 vacas.

Los detalles de sus actividades de tráfico de drogas se incluyeron como parte de la acusación federal contra Ylli Didani, el líder de la red mundial de tráfico de drogas que vendía cocaína en 15 países.

Las autoridades han acusado al hombre de 43 años de conspiración para distribuir sustancias controladas en un barco en jurisdicción estadounidense, conspiración para distribuir sustancias controladas y lavado de dinero.

Leer más: Ghislaine Maxwell es tratada como Hannibal Lecter en prisión, dicen sus abogados

Didani fue arrestado por las autoridades la semana pasada en Carolina del Norte.

Los dos hombres supuestamente estaban desarrollando el submarino a control remoto que se adheriría a los cascos de los barcos de carga usando imanes fuertes.

Planearon llenar el submarino con cocaína, rastrearlo con GPS y luego separarlo de los barcos a 100 millas (160 kilómetros) de las costas europeas, donde un barco de pesca lo recogería y llevaría la droga a tierra.

Los hombres supuestamente habían pagado a una empresa no identificada US$ 12.000 en criptomonedas y una cuenta bancaria en Albania para desarrollar el submarino.

Los investigadores dicen que la compañía desconocía el uso real previsto del "dispositivo de limpieza de casco submarino".

Los fiscales federales dicen que Tibbitts, que vivía en una mansión de US$ 6.4 millones en Grosse Point, Michigan, era el dinero detrás de la operación de contrabando desde que se involucró en 2015.

Y alegan que en 2016 les emitió un cheque por US$ 864.000 que finalmente fue cobrado en una casa de empeño o en una casa de cambio de oro.

También dicen que voló a Washington, DC en un jet privado para darle a Didani US$ 350.000 y en total proporcionó a la operación de contrabando más de US$ 1.8 millones en fondos.

La muerte de Tibbitts echó por tierra el submarino planeado y provocó una crisis financiera para el cartel, que supuestamente se vio obligado a buscar nuevos fondos en los Emiratos Árabes Unidos.

El cartel también vio a las autoridades hacer enormes incautaciones, y los funcionarios neerlandeses en agosto de 2019 encontraron 753 kilogramos de cocaína escondidos en un envío de plátanos en Róterdam.

En febrero de 2020, los funcionarios neerlandeses incautaron 644 kilogramos en bolsas de lona, después de un aviso de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos.

Los antiguos vecinos de Tibbitts se sorprendieron al enterarse de su participación en el cartel.

"Creo que cualquiera que escuchara algo como esto se sorprendería", dijo Ari Buchanan al Detroit News.