Administración de Biden publica un video del refugio para niños migrantes hacinado en medio de una creciente controversia por las “condiciones terribles”

La agencia de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, publicó dos videos y decenas de fotografías de la instalación, cerca de la frontera con México

Andrew Buncombe
martes 23 marzo 2021 22:40

Las imágenes muestran a los niños que son traídos, se les revisa el cabello y luego los lugares donde son procesados

Read in English

La administración Biden ha publicado fotografías y videos de un centro de procesamiento de niños migrantes en Texas, en medio de una creciente controversia sobre las "terribles condiciones" que enfrentan los jóvenes.

En lo que pareció ser un claro intento de confrontar lo que se ha convertido quizás en la primera prueba importante para el presidente sobre un tema en el que prometió ser más humano, que su predecesor, la agencia de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, publicó dos videos y decenas de fotografías de la instalación, cerca de la frontera con México.

Las imágenes muestran a los niños que son traídos, se les revisa el cabello y luego los lugares donde son procesados.

También muestra las áreas donde los jóvenes hacen fila para conseguir comida, e incluso un grupo de niñas afuera haciendo ejercicio bajo el sol. También hay una zona de juegos con juguetes.

Sin embargo, el video y las imágenes dejan muy claro el poco espacio que tienen los jóvenes en una instalación que, según se dice, supera en un 700% su capacidad. Una imagen muestra un área para dormir con colchones y mantas de papel de aluminio, pero con los niños a solo unos centímetros el uno del otro.

El gobierno actuó pocas horas después de que el congresista demócrata, Henry Cuellar, cuyo vasto distrito congresional, Texas 28, cubre Donna, que se encuentra a unas diez millas de la ciudad estadounidense de McCallan, y la frontera internacional con México, publicara imágenes que mostraban a los niños durmiendo allí en condiciones muy concurridas dentro de la instalación.

Cuellar le dijo a Axios que esto representaba “condiciones terribles para los niños” y dijo que necesitan ser trasladados más rápidamente al cuidado del Departamento de Salud y Servicios Humanos.

Leer más: Administración de Biden desata críticas por restringir el acceso a periodistas a las instalaciones fronterizas

Dijo que los agentes de la Patrulla Fronteriza están "haciendo lo mejor que pueden dadas las circunstancias", pero "no están equipados para cuidar a los niños" y "necesitan ayuda de la administración".

“Tenemos que evitar que los niños y las familias realicen la peligrosa travesía por México para llegar a Estados Unidos. Tenemos que trabajar con México y los países centroamericanos para que soliciten asilo en sus países”, dijo.

Los activistas a favor de los jóvenes dicen que es bueno que se preste atención a la difícil situación de los niños, pero señalan que el llamado "aumento" de menores no acompañados en la frontera es más complicado de lo que sugieren los titulares recientes.

Señalan que en marzo pasado Donald Trump hizo uso del artículo 42, una pieza anticuada de la legislación de salud pública, para bloquear a los migrantes que buscaban asilo al decir que presentaban un riesgo para la salud pública. Al menos 13.000 jóvenes fueron deportados.

En diciembre, un tribunal federal impidió que la administración Trump continuara deportando a niños migrantes no acompañados.

El número de niños expulsados se redujo de 3.200 en octubre a 1.520 en noviembre, a solo tres en diciembre y 18 en enero, según el New York Times.

En enero, un tribunal de apelaciones suspendió el fallo y Biden podría haber seguido expulsando a niños, sin embargo dijo que no haría eso ya que México había dicho que no los aceptaría, pero ha seguido expulsando a familias y adultos.

Como resultado, dicen los activistas, lo que se está viendo en la frontera es una acumulación de casos, en lugar de un nuevo aumento.

También argumentan que es mejor que los reclamos de los jóvenes se procesen en Estados Unidos que en México.

Al mismo tiempo, parece haber pocas dudas de que la elección de Biden y su promesa de encontrar un enfoque de inmigración más holístico que el de Trump, ha dado ánimo a muchos en Centroamérica.

Y aunque la situación es compleja, las imágenes de las instalaciones abarrotadas de niños han creado una verdadera crisis para Biden. También han sido utilizados por los republicanos para atacarlo y acusarlo de “abrir la frontera”.

“A pesar de la negativa de su administración a admitir que se trata de una crisis, el pueblo estadounidense está comenzando a comprender la gravedad de la situación”, dijo el senador republicano Ted Cruz, anunciando que visitaría la frontera esta semana con 14 de sus colegas.

El campamento está ubicado al sur de la ciudad de Donna, cerca de McCallan a 50 millas al oeste de Brownsville. Cuando The Independent pasó el lunes por la noche, estaba iluminado con focos, pero por lo demás estaba tranquilo.

Un abogado cuyo grupo visitó las instalaciones dijo que había problemas reales sobre el acceso a los teléfonos y las duchas adecuadas.

La administración de Biden ha estado bajo presión para permitir que los niños tengan visitas, pero hasta ahora no ha anunciado una.

El lunes, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que el gobierno de Estados Unidos estaba trabajando para proporcionar más alojamiento a las llegadas "en los próximos días y semanas".

“Lugares donde los niños pueden tener acceso a la atención médica, pueden tener acceso a recursos educativos, incluso recursos legales”, dijo.