Melania Trump rompe las reglas en un hospital infantil al quitarse la máscara durante lectura

La primera dama causó polémica durante su asistencia al Hospital Nacional Infantil 

Alex Woodward
Martes, 15 de diciembre de 2020 17:39 EST
<p>Melania Trump leyó un cuento a dos niños que estaban presentes con ella</p>

Melania Trump leyó un cuento a dos niños que estaban presentes con ella

Read in English

La primera dama Melania Trump se quitó la máscara antes de leerle a los niños durante su visita anual al Hospital Nacional Infantil en Washington DC, rompiendo las reglas del hospital que requieren que los visitantes usen una protección facial ante la pandemia de coronavirus.

Llevaba una máscara cuando llegó al interior del atrio del hospital, pero se la quitó una vez que se sentó. Estaba a varios pies de distancia de las personas dentro de la sala.  Lla mayoría de los asistentes participaron en la lectura virtualmente.

La política del hospital indica que "todos deben usar una máscara en todo momento mientras se encuentren en las instalaciones para evitar la propagación de Covid-19". Los visitantes deben usar una máscara al ingresar a cualquier edificio del Hospital Nacional Infantil, según lo dispuesto por los funcionarios del área.

Las máscaras deben usarse en "todos los lugares públicos, como el pasillo y la cafetería" y "en todo momento cuando esté cerca de otras personas", de acuerdo con la política del hospital.

"Es maravilloso estar aquí", dijo Melania Trump en el evento. "Este es uno de mis eventos favoritos durante las vacaciones, y estoy muy emocionada y ansiosa por leer un libro".

Ella leyó Oliver the Ornament de Todd Zimmerman.

En una declaración a CNN, la portavoz del hospital, Diana Troese, señaló que las pautas de salud en Washington, no las del hospital, dicen que “no se requiere usar una máscara cuando una persona está dando un discurso para una transmisión, siempre que no haya nadie a seis pies (1.8 metros) a la redonda del ponente".

“En el caso de la visita de hoy que fue transmitida a nuestros 325 pacientes, mientras que la Primera Dama sí se quitó la máscara mientras leía una historia, estaba a más de 12 pies (3.7 metros) de distancia de otros en nuestro gran atrio”, según el comunicado. “Todas las demás personas en ese espacio llevaban máscaras. El resto de su visita, usó una máscara".

El evento se había reducido significativamente debido a la pandemia: solo dos niños asistieron, y el personal y los funcionarios del hospital en la sala usaban máscaras y protectores faciales, mientras que el resto de la audiencia miraba una transmisión en vivo.

Más de 16 millones de estadounidenses, incluidos la Primera Dama, Donald Trump y su hijo Barron, se han infectado durante la crisis de salud pública. Más de 302,000 estadounidenses han muerto.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in