Manuel Ellis: Tres agentes, acusados de matar a un hombre que dijo “no puedo respirar” antes de morir bajo custodia policial

El informe de un médico forense encontró que el hombre murió por falta de oxígeno causada por sus ataduras

Graig Graziosi
jueves 27 mayo 2021 20:43

A un año del asesinato de George Floyd, la lucha del movimiento Black Lives Matter se ha fortalecido.

Read in English

Tres policías de Tacoma han sido acusados por el asesinato de Manuel Ellis en marzo de 2020.

Ellis, de 33 años, era un hombre negro al que la policía detuvo cuando caminaba a casa desde una tienda de la esquina el año pasado. Murió bajo su custodia.

The Seattle Times informó que la muerte de Ellis fue declarada homicidio por el médico forense del condado de Pierce, quien encontró evidencia de falta de oxígeno causada por restricción física como la principal causa de muerte.

Los agentes acusados en relación con la muerte de Ellis son los agentes Matthew Collins, de 38 años, Christopher Burbank, de 35 y Timothy Rankine.

Rankine ha sido acusado de homicidio en primer grado, mientras que Burbank y Collins han sido acusados de homicidio en segundo grado. Según los informes, Ellis les dijo a los oficiales que "no puedo respirar" mientras estaba inmovilizado, lo que provocó comparaciones entre su muerte y la de George Floyd el año pasado.

Es raro en el estado de Washington que los agentes de policía enfrenten cargos por muertes causadas durante el curso de una interacción policial. En los últimos 40 años, solo tres agentes se han enfrentado a cargos por matar a alguien en el trabajo.

Tras la muerte de Ellis, los tres agentes, así como el agente Masyih Ford, de 29 años, fueron puestos en licencia inmediata. Los agentes regresaron al trabajo dos semanas después, pero fueron suspendidos nuevamente con sueldo en junio pasado, luego de que el informe del médico forense se hiciera público.

Lee más: Biden anunciará el presupuesto 2022 que tendrá el mayor gasto federal desde la Segunda Guerra Mundial

Los agentes afirmaron que el señor Ellis estaba actuando de forma amenazadora, pero el testimonio de testigos y el video de la escena más tarde socavaron sus afirmaciones.

El gobernador Jay Inslee finalmente intervino en la investigación del sheriff de la muerte, entregando la investigación a la Patrulla del Estado de Washington.

En diciembre, esa investigación reveló que el oficial Armando “Manny” Farinas, de 27 años, puso un protector de saliva de nailon en la cabeza de Ellis mientras estaba esposado y amarrado.

Farinas fue puesto de licencia después de que el médico forense determinara que el guarda saliva contribuyó a la muerte de Ellis.