El juicio de Chad Daybell por los asesinatos de los hijos de Lori Vallow se retransmitirá en directo por Internet

Chad Daybell irá a juicio en abril por los asesinatos de los hijos de Lori Vallow, Tylee Ryan, de 16 años, y JJ Vallow, de seis, y de su ex mujer, Tammy Daybell

Andrea Cavallier
Viernes, 01 de diciembre de 2023 11:34 EST
<p>Chad Daybell </p>

Chad Daybell

Read in English

Un juez de Idaho ha decidido que el próximo juicio por asesinato de Chad Daybell sea retransmitido en directo, tras una serie de peticiones de la defensa y de varios medios de comunicación.

El juez Steven Boyce tomó la decisión el miércoles por la mañana después de escuchar los argumentos del Estado, el abogado de Daybell y un abogado que representa a los medios de comunicación locales. De esa forma, el juez modificó la prohibición de cámaras que entró en vigencia el año pasado.

Por lo tanto, se permitirá la presencia de cámaras en la sala durante el esperado juicio del presunto líder de un culto, que se celebrará el 1 de abril de 2024 y durará entre ocho y diez semanas. Sin embargo, habrá restricciones con respecto a la difusión del juicio, ya que el juez Boyce decidió que el proceso se retransmitirá únicamente por las cámaras del tribunal, no de los medios de comunicación.

El miércoles, Daybell se mostró impasible y se quedó inmóvil en la mesa de la defensa junto con su abogado John Prior, que presentó la moción el año pasado solicitando la presencia de cámaras en la sala.

“Las cámaras obligan a todo el mundo a ser honesto”, declaró Prior ante el tribunal el miércoles. “Obligan al sistema a ser honesto. Obligan a los testigos a ser honestos. Obligan a todo el mundo a ser honesto”.

Daybell se enfrenta a cargos de asesinato en las muertes de los hijos de Lori Vallow, Tylee Ryan y JJ Vallow, y su ex esposa, Tammy Daybell.

Foto de Chad Daybell en 2020

El juez Boyce negó previamente la solicitud de la presencia de cámaras en la corte cuando los casos del Daybell y Vallow todavía formaban parte del mismo juicio. Más adelante, se trataron los casos como dos juicios separados, y el juez programó la audiencia del miércoles para volver a examinar el asunto.

Declaró que Prior presentó un argumento convincente a favor de la presencia de las cámaras, al señalar que las cámaras permitirían a los miembros de la familia seguir el juicio fuera de la corte.

“La razón principal por la que Daybell quiere cámaras en su juicio es para que su familia pueda ver el proceso”, indicó Prior. “Les gustaría poder verlo”.

El juez Boyce estuvo de acuerdo y declaró al tribunal: “La dificultad de trasladar un juicio a 560 km de donde estamos sin duda supone dificultades a la hora de acudir al proceso para aquellas personas que quisieran asistir”.

La defensa también solicitó que el juicio se retransmitiera por los medios de comunicación, al alegar que el sistema de grabación del tribunal enfrentaba problemas técnicos.

“Un juicio público no se limita a la gente que viene desde el condado de Fremont para ver el proceso”, explicó Prior. “Hubo problemas con la transmisión en directo (a una sala de escucha) en el caso de Lori. No era una decisión pragmática. Utilicemos a los profesionales que saben cómo hacerlo”.

Sin embargo, el juez Boyce dictaminó que el juicio se transmitiría por el sistema de grabación propio del tribunal.

A principios de este año, el juicio de Vallow, que duró seis largas semanas, se celebró en el juzgado del condado de Ada, sin cámaras. Solo se permitió la retransmisión en directo del veredicto a través de la página del juez en YouTube.

Los fiscales solicitaron que se mantuviera vigente la orden de prohibición de cámaras, para que el proceso de Daybell siguiera el mismo formato que el juicio de Vallow. Argumentaron que la presencia de cámaras en la sala del tribunal podría convertir el caso que ha suscitado semejante interés del público, en un “frenesí mediático”.

“No creo que sea provechoso convertir la vida cotidiana en un frenesí mediático”, señaló el fiscal Rob Wood. “Aunque se haga de forma respetuosa, creo que la difusión del juicio corre el peligro de convertir todo en un espectáculo sensacionalista”.

Durante su alegato del miércoles, Wood citó las preocupaciones con respecto a los grupos de jurados “contaminados” y los problemas que podrían surgir en caso de que los testigos vieran las transmisiones del juicio en vivo.

“No es necesario poner cámaras en la cara de la gente para que el juicio sea abierto, transparente y público”, manifestó. “Creemos firmemente que la retransmisión en directo de este juicio solo estorbará el camino hacia la verdad”.

“No tiene sentido intentar arreglar aquello que no está roto”, agregó Wood. “Este tribunal tomó una decisión acertada (prohibir las cámaras). Creemos que el tribunal tomó la decisión de buena fe. La misma garantizó unos procedimientos profesionales y ayudó a preservar los derechos de la parte a un juicio justo”.

Pero finalmente el juez Boyce tomó la decisión de permitir las cámaras, pero solo a través del equipo de grabación del tribunal, que emitirá las secuencias de video y audio en el sitio web del mismo. Además, advirtió que no permitiría fotografías fijas ni micrófonos en la sala de ningún medio de comunicación ni de terceros.

El juez Boyce también escuchó los argumentos de varias mociones pendientes que podrían cambiar las circunstancias del próximo juicio, incluida una moción para trasladar los procedimientos del condado de Ada, donde se celebró el juicio de Vallow, a Fremont, que es un condado más pequeño.

Prior, el abogado de Daybell también presentó una moción pidiendo que se suprimiera la pena de muerte como posible castigo y citó el caso de Vallow.

Alegó que Daybell y Vallow estaban acusados de los mismos delitos, por lo que sería inconstitucional que se les impusieran penas diferentes.

El juez Boyce, que también presidió el juicio de Vallow, había retirado la pena de muerte de su caso porque los fiscales no entregaron a tiempo las pruebas descubiertas.

El juez se pronunciará por escrito sobre ambos casos más adelante.

Lori Vallow Daybell escucha de pie la lectura del veredicto del jurado en el Tribunal del Condado de Ada en Boise, Idaho.

Vallow se casó con Daybell en noviembre de 2019, menos de dos semanas después de que la esposa de éste, Tammy, muriera. Si bien inicialmente se estableció que se murió de causas naturales, su cuerpo fue exhumado más tarde y se determinó que murió de asfixia.

El caso atrajo la atención de los medios nacionales cuando los hijos de Vallow desaparecieron en septiembre de 2019. A pesar de la desaparición de sus hijos, Vallow viajó a una playa de Hawái para casarse con el autoproclamado líder religioso.

Nueve meses después, los cuerpos de los niños fueron encontrados enterrados en tumbas poco profundas en el patio trasero de Daybell en junio de 2020.

Tanto Vallow como Daybell fueron acusados de asesinato y conspiración en la muerte de sus hijos y conspiración para matar a Tammy. Vallow fue condenada a tres sentencias de cadena perpetua. Daybell se enfrenta a la pena de muerte si es declarado culpable.

Vallow también se enfrenta a dos cargos de conspiración para cometer asesinato en Arizona por la muerte de su cuarto marido, Charles Vallow. Sin embargo, la oficina del sheriff del condado de Maricopa declaró que no sería extraditada hasta que se resolviera el proceso de apelación en Idaho.

Traducción de Anna McDonnell

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in