El vecino del norte no es tan perfecto: reacciones en Latinoamérica al asalto al Capitolio

Sujeto que participó en disturbios del Capitolio usando inusual camiseta permanecerá en la cárcel

El juez estadounidense Carl Nichols ordenó que Garret Miller permaneciera encarcelado en espera del juicio

Via AP news wire
viernes 02 abril 2021 21:09
Read in English

Un juez federal se negó el jueves a fijar una fianza para un hombre de Texas que vestía una camiseta que decía: "Estuve allí, Washington DC, el 6 de enero de 2021", cuando fue arrestado por cargos de irrumpir en el Capitolio de los Estados Unidos.

El juez estadounidense Carl Nichols ordenó que Garret Miller permaneciera encarcelado en espera del juicio y concluyó que el hombre de Dallas representa un peligro para la comunidad.

Miller no dio una declaración a los agentes del orden que lo arrestaron en su casa dos semanas después de los disturbios, dijeron los fiscales. Pero notaron que llevaba una camiseta que tenía una fotografía del expresidente Donald Trump y que decía "Take America Back" y "Yo estuve allí, Washington DC, 6 de enero de 2021".

Los fiscales presentaron una fotografía de Miller vistiendo la camiseta durante una audiencia anterior por su caso y la citaron en un expediente judicial solicitando su prisión preventiva.

La fiscal federal adjunta Elizabeth Kelley dijo que Miller ha mostrado una preocupante "falta de respeto por cualquier autoridad".

“Creo que es seguro decir que nadie que entró al Capitolio ese día mostró respeto por la autoridad, así que no le doy mucho crédito a ese argumento”, respondió el abogado defensor F. Clinton Broden. Admitió que Miller ingresó al Capitolio ese día, pero dijo que su cliente no se involucró en ningún tipo de violencia.

En una llamada grabada inmediatamente después de su arresto, Miller le dijo a su madre: "No siento que haya hecho nada malo y ahora estoy encerrado", según los fiscales.

Leer más: Republicanos usan un video de hace 17 años de Trump para afirmar que realizó un primer lanzamiento en MLB

Al igual que muchas de las más de 300 personas que enfrentan cargos federales en relación con el asedio, Miller documentó y comentó a fondo sus acciones ese día en una serie de publicaciones en las redes sociales.

Después de que Miller publicó una selfie en la que se mostraba a sí mismo dentro del edificio del Capitolio, otro usuario de Facebook escribió: “¿Hermano, entraste ? ¡Lindo!". Miller respondió: "sólo quería incriminarme un poco jajaja", dijeron los fiscales.

Miller está acusado de unirse a la mafia que irrumpió en el edificio del Capitolio y de hacer amenazas violentas en las redes sociales después del asedio.

Más tarde, dijeron las autoridades, supuestamente amenazó con matar a la representante de Nueva York, Alexandria Ocasio-Cortez. Después de que la congresista demócrata tuiteó la palabra "Acusación", Miller le respondió "Asesinar a AOC", según los fiscales.

En una publicación del 10 de enero en Instagram, Miller dijo que el oficial que disparó y mató a una mujer entre la multitud de alborotadores debería ser ejecutado por televisión, según los fiscales. Miller creía que el oficial era un hombre negro y lo llamó un "premio que se debe tomar", dijeron los fiscales.

"Él se balanceará", supuestamente escribió. "Tenía una cuerda en mi bolso ese día".

Miller no era tan agresivo físicamente como otros en la mafia, pero no estaba "repentinamente arrastrado por el momento", agregó el juez, y señaló que Miller publicó en las redes sociales acerca de tomar un gancho de agarre, una cuerda y otro equipo táctico para el Capitolio.

“Llegó armado y listo para pelear”, dijo el juez.

Un gran jurado en el Distrito de Columbia acusó a Miller de 12 cargos, que incluyen desorden civil, obstrucción de un procedimiento oficial y agredir, resistir o obstaculizar a oficiales.

Miller permanece encarcelado en la ciudad de Oklahoma. Se espera que su transporte a Washington permanezca en espera durante aproximadamente tres semanas más porque se rompió la clavícula mientras jugaba fútbol en el patio de recreación de una cárcel de Dallas.