Los líderes del Congreso han lanzado una investigación exhaustiva sobre el manejo federal de la insurrección del Capitolio, incluidas las fallas de seguridad e inteligencia que permitieron a los extremistas pro-Trump asaltar el edificio

Congreso inicia una amplia investigación sobre el manejo de la insurrección del Capitolio por parte de la administración Trump

Siete comités de la Cámara unen fuerzas para revisar el manejo del gobierno de los mortíferos ataques al Capitolio

Chris Riotta@chrisriotta
viernes 26 marzo 2021 16:44
Read in English

Los líderes del Congreso han lanzado una investigación exhaustiva sobre el manejo federal de la insurrección del Capitolio, incluidas las fallas de seguridad e inteligencia que permitieron a los extremistas pro-Trump asaltar el edificio en un ataque mortal cuando los legisladores se reunieron para certificar las elecciones de 2020.

La investigación será supervisada por siete comités de la Cámara de Representantes luego de que la presidenta, Nancy Pelosi, no pudo asegurar el apoyo bipartidista para una revisión independiente del incidente, que dejó al menos cinco personas muertas, como algunos republicanos de la Cámara de Representantes que apoyaron las falsas teorías de conspiración del expresidente Donald Trump, sobre una elección robada.

En una carta enviada a al menos 16 agencias federales, desde la Policía de Parques de Estados Unidos hasta la Casa Blanca, los legisladores exigieron cualquier comunicación relacionada con la sesión del 6 de enero.

Una de esas cartas, que Politico informó que eran idénticas en sus solicitudes, fue enviada al Departamento de Justicia. Decía en parte: "Entendemos que el Departamento continúa investigando y procesando a las personas involucradas en los hechos del 6 de enero de 2021".

"Nos complace trabajar con usted para asegurarnos de que las solicitudes de documentos en esta carta no interfieran con las investigaciones y los enjuiciamientos en curso", continuó la carta.

Leer más: El FBI publica imágenes espeluznantes de un sospechoso con una bomba previo a los disturbios en el Capitolio

Mientras tanto, Trump defendió a algunos de sus partidarios que se amotinaron en el Capitolio el jueves, diciendo que representaban una "amenaza cero" para los legisladores que se habían reunido allí para certificar la votación del Colegio Electoral que confirmó la victoria del presidente Joe Biden en la carrera presidencial.

Trump se quejó con Laura Ingraham de Fox News de que las fuerzas del orden estaban "persiguiendo" a los alborotadores del Capitolio, mientras que "no les pasa nada" a los manifestantes de izquierda.

El expresidente reconoció que los que irrumpieron en el Capitolio "entraron y no deberían haberlo hecho".

Pero agregó: “Algunos de ellos entraron y están, están abrazando y besando a la policía y a los guardias. Sabes, tenían excelentes relaciones. Muchas personas fueron invitadas a entrar y luego entraron y salieron".

Más de 300 personas han sido acusadas en relación con los disturbios. Las autoridades han dicho que creen que al menos 100 más podrían enfrentar cargos.

El motín del 6 de enero siguió a una feroz manifestación de Trump frente a la Casa Blanca, en la que instó a una multitud de sus partidarios a "luchar como el infierno" por él en el Capitolio. Una semana después, la Cámara de Representantes acusó a Trump por segunda vez, pero el Senado finalmente lo absolvió del cargo de incitación al ataque.

Associated Press contribuyó a este informe.