Estados Unidos: científicos encuentran químicos dañinos en las comidas rápidas que alteran las hormonas

Los científicos sospechan que la exposición a sustancias químicas podría ser mayor en los vecindarios más pobres

Vishwam Sankaran
miércoles 27 octubre 2021 21:02

Los desechos de comida rápida están llenando rápidamente el océano de plástico

Read in English

Los químicos que alteran las hormonas, asociados con resultados adversos para la salud, abundan en los alimentos disponibles en los populares restaurantes de comida rápida estadounidenses, afirma un nuevo estudio que pide medidas reguladoras para reducir la exposición a estos compuestos.

Los científicos, incluidos los de la Universidad George Washington, evaluaron 64 muestras de comidas rápidas de restaurantes en el área de San Antonio, Texas, en busca de 11 sustancias químicas como ftalatos y otras sustancias que comenzaban a usarse como reemplazos de estos compuestos.

Los ftalatos, ampliamente utilizados para dar flexibilidad al plástico y otras sustancias, también imitan y tienden a interferir con las hormonas naturales del cuerpo como la testosterona y el estrógeno, según ha demostrado una investigación anterior. Estudios anteriores también han señalado que la exposición de las mujeres embarazadas a los ftalatos podría alterar los resultados cognitivos de sus bebés, así como aumentar el riesgo de que los niños padezcan problemas de salud como el asma y la obesidad.

En el nuevo estudio, los investigadores encontraron que el 81% de las muestras de alimentos tenían un ftalato de di-n-butilo (DnBP) y el 70% también contenía ftalato de di (2-etilhexilo), ambos relacionados con problemas de fertilidad.

"Nuestros hallazgos preliminares sugieren que los orto-ftalatos siguen siendo ubicuos y los plastificantes de reemplazo pueden ser abundantes en las comidas rápidas", escribieron los científicos en el estudio, publicado el martes en el Journal of Exposure Science and Environmental Epidemiology.

La comida de muestra incluyó hamburguesas, papas fritas, nuggets de pollo, burritos de pollo y pizza de queso, de puntos de venta que incluyen tiendas de hamburguesas, una pizzería y un restaurante Tex-Mex.

La concentración de ftalatos fue "significativamente más alta en los burritos que en las hamburguesas", señaló el estudio y agregó que los alimentos que contienen carne tenían niveles relativamente más altos de la sustancia química que otros, como la pizza de queso.

Con base en el análisis, los científicos especulan que los envases de plástico y los guantes para manipulación de alimentos, que contienen plastificantes, pueden ser la fuente de contaminación y añaden que con más pruebas de confirmación, los hallazgos pueden ayudar a informar las estrategias reguladoras de reducción de la exposición.

Leer más: Sondeo AP: Los necesitados de alimentos en EEUU, sin ayuda

Dado que los vecindarios más pobres tienden a tener más establecimientos de comida rápida y menos acceso a alimentos frescos, los investigadores sospechan que la exposición a los ftalatos podría ser más pronunciada en lugares como las áreas predominantemente afroamericanas en la ciudad de Nueva York.

"Nuestro trabajo anterior sugiere que la contaminación química de los alimentos puede afectar de manera desproporcionada a los grupos marginados, ya que observamos una asociación más fuerte entre la ingesta de comida rápida y los metabolitos urinarios del DEHP entre los afroamericanos no hispanos en comparación con los blancos no hispanos y los hispanos en la población general de Estados Unidos", escribieron los científicos en el estudio.

“Es probable que estas vías contribuyan a las omnipresentes disparidades raciales / étnicas en la exposición a sustancias químicas”, agregaron.