Un total de 17 estados declaran emergencia por cierre de Colonial Pipeline

El gobierno pidió a los ciudadanos no acumular combustible tras el hackeo al sistema del oleoducto

Danielle Zoellner
martes 11 mayo 2021 22:35

Joe Biden vuelve a comprometer a Estados Unidos en la lucha contra el cambio climático

Read in English

Se ha alentado a los estadounidenses a no "acumular" combustible en medio de preocupaciones de que el cierre de Colonial Pipeline podría causar escasez en todo el sureste de los Estados Unidos, mientras 17 estados declararon emergencias por el incidente.

"Por mucho que no haya motivo para, digamos, acumular papel higiénico al comienzo de la pandemia, no debería haber motivo para acumular gasolina", declaró la secretaria de Energía, Jennifer Granholm, durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca el martes.

Agregó que “el gasoducto volverá a estar en línea sustancialmente este fin de semana”, según la última actualización de Colonial Pipeline.

Granholm reconoció que habría una "falta" de gasolina en los estados donde recibían alrededor del 70% de su combustible total del gasoducto, y eso incluía entidades como Carolina del Norte, Georgia y Florida.

Pero los residentes no deben preocuparse por la escasez de gasolina.

“Sabemos que tenemos gasolina, solo tenemos que llevarla a los lugares correctos”, dijo. "Y es por eso que estos próximos días serán un desafío...no es que tengamos escasez de gasolina, tenemos una escasez de suministro".

La noticia se produce cuando se emitieron declaraciones de emergencia en 17 estados y DC debido al cierre del oleoducto. La declaración de emergencia cubre Alabama, Arkansas, DC, Delaware, Florida, Georgia, Kentucky, Luisiana, Maryland, Misisipi, Nueva Jersey, Nueva York, Carolina del Norte, Pensilvania, Carolina del Sur, Tennessee, Texas y Virginia.

Leer más: Primer gran parque eólico marino aprobado por la administración de Biden

Las estaciones de servicio en todo el sureste ya han informado que se han quedado sin combustible en medio del cierre del oleoducto.

Hasta el martes por la tarde, el 7.6% de Virginia, el 7.5% de Carolina del Norte, el 5.2% de Georgia y el 2.7% de las gasolineras de Florida estaban sin combustible, según datos compilados por GasBuddy.

Los precios del gas también aumentaron debido a la escasez anticipada. El promedio nacional subió seis centavos esta semana a US$2.96, un promedio que el país no ha visto desde 2014.

Es probable que las compras por pánico hayan provocado escasez en las estaciones de servicio y aumentos de precios en la costa este, dado que Estados Unidos tiene actualmente un excedente de suministro de gasolina y petróleo debido a la pandemia de coronavirus.

Se esperaba que Colonial Pipeline estuviera "en condiciones de tomar una decisión de reinicio total" el miércoles por la noche, develó Granholm.

Sin embargo, incluso si la compañía se mueve para reiniciar el sistema mañana por la noche, Granholm dijo que la tubería tardaría unos días en restablecer su servicio operativo completo.

El sistema de tuberías se extiende por 5,500 millas (8,851 kilómetros) y transporta más de 100 millones de galones (378.5 millones de litros) por día entre Texas y Nueva Jersey, entregando aproximadamente el 45% del combustible utilizado en la costa este, según la compañía.