Alto diplomático estadounidense en Afganistán da positivo a prueba COVID

Ross Wilson salió de Afganistán el lunes en el último vuelo, junto con Chris Donahue, el último soldado estadounidense

Alisha Rahaman Sarkar
viernes 03 septiembre 2021 23:40
Carlos Álvarez: "Variante mu del Covid-19 tiene mutaciones que podrían aumentar su agresividad"
Read in English

Ross Wilson, el principal diplomático estadounidense en Afganistán, que fue evacuado de Kabul en uno de los últimos vuelos de rescate del país, dio positivo en las pruebas del coronavirus, según informaron los medios de comunicación el miércoles.

Wilson, que era el encargado de negocios de la embajada de EE.UU. en Kabul, presenta síntomas muy leves de resfriado. Al parecer, fue una de las primeras personas de la embajada en vacunarse en enero y “pidió a los demás que se vacunaran en cuanto las vacunas estuvieran disponibles”, informó Politico.

El alto diplomático fue evacuado de la embajada al aeropuerto de Kabul el 15 de agosto, día en que los combatientes talibanes irrumpieron en la capital y tomaron el control del país.

Al parecer, pasó sus últimos días en Afganistán en el aeropuerto internacional Hamid Karzai, ayudando a evacuar a ciudadanos estadounidenses y aliados afganos.

El diplomático había abandonado el país el lunes en el último avión C-17 Globemaster, junto con Chris Donahue, el último soldado del ejército estadounidense en el país. Washington puso fin a su guerra de 20 años en Afganistán el 31 de agosto, tras la precipitada retirada de las tropas del país.

El Secretario de Estado, Antony Blinken, dijo que el Wilson hizo “un trabajo excepcional y valiente durante una época muy difícil”. El diplomático interrumpió su jubilación para ejercer como embajador en funciones en Afganistán en enero de 2020.

En sus cuatro décadas de carrera, Wilson ha sido embajador en Azerbaiyán, Turquía, Rusia, Australia, Georgia y la República Checa.

El martes, Blinken compartió una fotografía del diplomático y sus colegas en la pista de Kabul sin cubrebocas.

Leer más: Facebook dice que borrar la cuenta de la madre del soldado asesinado que criticó a Joe Biden fue un error

En medio del caótico proceso de evacuación en el aeropuerto, Estados Unidos había suavizado la exigencia de las pruebas covid para los evacuados por “motivos humanitarios”. Las pruebas se realizaron una vez que los vuelos aterrizaron en Estados Unidos y otros países aliados.

Los sistemas sanitarios de Afganistán, al igual que los de sus países vecinos, se han tambaleado bajo la variante altamente contagiosa del virus Delta, con un aumento exponencial de los casos en medio de los bajos índices de pruebas.

El Ministerio de Sanidad afgano, bajo el gobierno de Ashraf Ghani, declaró en junio que la mitad de los casos de covid en el país estaban relacionados con la variante Delta. En ese momento, la tasa de positividad en el país era del 33%.

Se informó de un importante brote de covid en la embajada de EE.UU. en Kabul, donde al menos 159 personas dieron positivo al virus. Parte del personal tuvo que ser sometido a soporte de oxígeno o ser evacuado médicamente.

La ONU ha afirmado que tras la toma del poder por parte de los talibanes, la tasa de vacunación en Afganistán se redujo en un 80%. Es probable que unos dos millones de dosis de la vacuna de Johnson & Johnson caduquen en noviembre, según declaró un portavoz de UNICEF a la agencia de noticias Reuters.

Según la Organización Mundial de la Salud, hasta el 30 de agosto sólo se habían administrado un millón 979 mil 652 dosis de vacunas contra el coronavirus en Afganistán.