Denunciante de Facebook: Cinco conclusiones de la audiencia sobre el gigante de las redes sociales

Andrew Feinberg
miércoles 06 octubre 2021 20:40
Zuckerberg niega que Facebook anteponga los beneficios a la seguridad
Read in English

El testimonio de la exempleada de Facebook, convertida en denunciante, Frances Haugen, ante el subcomité del Comité de Comercio del Senado, presentó el martes la imagen de una empresa impulsada por un único deseo de crecimiento y reacia a aplicar soluciones a problemas conocidos por miedo a que afecten sus resultados.

Bajo el interrogatorio de los senadores, Haugen reveló que la mayor red social del mundo ha tomado deliberadamente decisiones que dan prioridad a los contenidos virales, incluso a riesgo de perjudicar al mundo real. Por su parte, los senadores prometen ahora tomar medidas contra la empresa en una serie de cuestiones que han desconcertado al Congreso desde que Facebook irrumpió en la conciencia pública hace casi dos décadas.

Estos son algunos de los principales momentos y conclusiones de la audiencia del martes.

Facebook es comparado repetidamente con las “grandes tabacaleras”.

Quizá ninguna industria de la historia moderna de Estados Unidos tenga peor reputación de mentir que los cuatro grandes fabricantes de cigarrillos -Phillip Morris (ahora conocida como Altria), RJ Reynolds, Brown and Williamson y Lorillard-, que en 1998 llegaron a un acuerdo de 206 mil millones de dólares con los fiscales generales de 46 de los 50 estados de EE.UU. que los habían demandado para recuperar los costes de Medicaid por el tratamiento de enfermedades relacionadas con el tabaquismo y para poner fin a una serie de prácticas de marketing engañosas y poco éticas.

Dos años antes de ese acuerdo, un ejecutivo de la tabacalera llamado Jeffrey Wigand apareció en el programa 60 Minutes de CBS News para revelar que su empresa (Brown and Williamson) había manipulado intencionadamente su tabaco con productos químicos para hacerlo más adictivo.

Al abrir la audiencia con Haugen -que también apareció en 60 Minutes para hablar de lo que había contado a los funcionarios sobre la conducta de Facebook- el senador Richard Blumenthal hizo explícita la comparación. En su discurso de apertura, el demócrata de Connecticut recordó su papel en el litigio del tabaco como fiscal general del estado y afirmó que Facebook se enfrenta a un “momento de la verdad de las grandes tabacaleras”.

Por su parte, Haugen también comparó a su antiguo empleador con una empresa tabacalera al tiempo que decía a los senadores que Facebook oculta datos para evitar que el público pueda entender el daño que causa.

Leer más: Denunciante de Facebook: ¿Quién es Frances Haugen y cuáles son sus mayores revelaciones?

“Facebook se esconde detrás de muros que impiden a los investigadores y reguladores comprender la verdadera dinámica de su sistema. Facebook te dirá que la privacidad significa que no pueden darte datos. Esto no es cierto”, afirmó Haugen.

“Cuando las empresas tabaqueras aseguraban que los cigarrillos con filtro eran más seguros para los consumidores, los científicos podían invalidar de forma independiente estos mensajes de marketing y confirmar que, de hecho, suponían una mayor amenaza para la salud humana. El público no puede hacer lo mismo con Facebook, no se nos da otra opción que aceptar sus mensajes de marketing con fe ciega”.

Los directivos de Facebook desaconsejan la creación de herramientas que podrían haber detectado más amenazas porque no hay suficientes empleados para ocuparse de ellas

Haugen indicó a los senadores que los problemas de personal de Facebook se derivan de un ciclo de escándalos que hace que las personas con talento estén menos dispuestas a trabajar ahí.

“Facebook está atrapado en un ciclo en el que lucha por contratar, lo que hace que no cuente con suficiente personal para los proyectos, lo que provoca escándalos, que a su vez dificultan la contratación”, mencionó.

Haugen añadió que vio un “patrón de comportamiento” en el que los proyectos tenían tan poco personal que “había una especie de desánimo implícito por tener mejores sistemas de detección” de problemas.

“Mi último equipo en Facebook estaba en el equipo de contraespionaje dentro de la organización de inteligencia de amenazas, y en un momento dado nuestro equipo sólo podía manejar un tercio de los casos que conocíamos”, explicó. “Y sabíamos que si construíamos incluso un detector básico, probablemente tendríamos muchos más casos”.

Los ejecutivos de Facebook engañaron al público sobre el motivo por el que desactivó funciones que podrían haber evitado el ataque del 6 de enero en el Capitolio

En su entrevista con 60 Minutos, Haugen comentó que la explicación de Facebook de que había desactivado las salvaguardias cívicas que había implementado durante las elecciones de 2020 después de los comicios (pero las volvió a activar después de la insurrección del 6 de enero) por preocupaciones de libertad de expresión estaba presentando una “opción falsa”.

“Han dicho que las salvaguardias que estaban en vigor antes de las elecciones implicaban la libertad de expresión, pero las opciones que estaban ocurriendo en la plataforma eran realmente sobre lo reactiva y nerviosa , lo viral que era la plataforma, y Facebook cambió esos valores predeterminados de seguridad en el período previo a las elecciones porque sabían que eran peligrosos”, señaló. “Porque querían recuperar ese crecimiento, después de las elecciones volvieron a sus valores predeterminados originales”.

El hecho de que Facebook tuviera que volver a activar las salvaguardas después de que el Capitolio fuera saqueado, aseveró Haugen, fue “profundamente problemático”.

Mark Zuckerberg rechazó cambios que podrían haber evitado la violencia

A preguntas de la presidenta de la Comisión de Comercio, Maria Cantwell, Haugen precisó a los senadores que el director general de Facebook, Mark Zuckerberg, fue informado de los cambios que se podrían haber realizado en la plataforma para reducir el alcance de los contenidos virales que estaban alimentando la violencia en lugares como Myanmar, pero el director general los rechazó porque habrían hecho que la plataforma fuera “menos viral”.

“A Mark Zuckerberg se le presentó directamente una lista de intervenciones suaves (...) sobre la toma de decisiones ligeramente diferentes para hacer que la plataforma fuera menos viral y menos nerviosa”, relató, basándose en una métrica de Facebook llamada “interacción social significativa”.

“A Mark se le presentaron estas opciones, y optó por no eliminar la ICM descendente en abril de 2020, incluso sólo aislada en países de riesgo -es decir, países con riesgo de violencia- si tenía algún impacto en la métrica general de la ICM”, explicó.

Haugen teme lo que podría ocurrir si el poder de Facebook no se controla mediante la regulación

En su declaración inicial, Haugen expuso que los ejecutivos de Facebook quieren que los senadores “crean que deben elegir entre un Facebook lleno de contenidos divisivos y extremos o perder uno de los valores más importantes sobre los que se fundó nuestro país, la libertad de expresión”.

Sin embargo, volvió a calificar de “falsa elección” la opción entre regulación y apertura, y pidió al Congreso que tome medidas antes de que la violencia y el extremismo se generalicen aún más.

“Lo que vimos en Myanmar y lo que ahora vemos en Etiopía son sólo los primeros capítulos de una historia tan aterradora que nadie quiere leer el final”, concluyó.